17/03/2012

DESTINO: MUNICH O LA HISTORIA

El destino está enamorado del fútbol. El azar ha sido un espectador que se sienta en la grada y quiere ver el mejor partido posible. Ha creado un camino que llega hasta Múnich con la posibilidad de que los dos gigantes lleguen a un duelo que se guardará en la historia. Breitner, aquel defensa de semblante "hippie", Dennis Hopper después de aparcar su Harley en el Bernabeu, fue la mano inocente y verdadera. Habría sido una injusticia que el Barça y el Madrid se hubiesen enfrentado en cuartos o semifinales.

Por eso el "Hado" dirigió con tiento, por encima de las nubes, los dedos huesudos del alemán. Y mientras rozaba las bolas Breitner miraba los ojos bondadosos de Zubizarreta, quizá rezando por dentro para que el Bayer no se enfrentara pronto al temible Barça. Quién puede para a Messi masculló echándole una flor parecida a la luz del universo. Pero sucedió lo ansiado. Otra vez tú enfrente, en el lugar más deseado de mi vida, se dirá Guardiola en los pasadizos de su mente por donde va Mourinho con un machete abriéndose camino entre las neuronas.

Otra vez tú queriendo tener los vestidos de mi gloria, se dirá Mourinho cuando está a solas con la almohada, mientras la cabeza recién rapada de Guardiola se le aparece una y otra vez al fondo de sus sueños. Otra vez el Barça y el Madrid. Héctor o Aquiles. Fraser o Clay. Los Laker o los Celtic. Ferrari o Mclaren. Nadal o Federer. Los Rolling o los Beatles. Toro Sentado o Buffalo Bill. Hickoch o Davis Tut. Ordóñez o Dominguín…la historia de siempre, la historia interminable que gozamos los que amamos el arte en cualquiera de sus expresiones.

Y otra vez los duelos de portadas y los días de noticias y las palabras que se dicen y se esconden. Los dos bloques frente a frente, como en las batallas que han nutrido la historia de leyendas. Si llegan a la final el que gane habrá ganado algo más que una Champions. Habrá ganado un trono que el tiempo hará cada día más grande.

Cierto es que ambos tienen un camino lleno de riesgos mortales. Milán, Bayer, Chelsea… Pero sólo por el hecho de que sea posible esa final, casi todos soñamos con que ocurra.

Impreso desde www.manueljulia.com el día 05/12/2021 a las 03:12h.