12/04/2010

EN BUSCA DEL ALMA PERDIDA

Manuel Juliá.- EN BUSCA DEL ALMA PERDIDA Esta temporada el Madrid sólo le ha ganado al Barça con el presupuesto. Son unos cuantos millones de más que no meten goles. El dinero mete goles pero no se gana el corazón de la gente. El Chelsea o el Manchester City nadan en la abundancia, pero no tienen alma. Cuando ganan es porque son ricos y cuando pierden es porque sólo son ricos. El dinero engatusa, pero no compra corazones sinceros. Y la exaltación del dinero genera posturas que luego pesan demasiado: soberbias, vanidades, victorias devaluadas, miradas altivas… Y no es para tanto. Hay gente tan pobre que sólo tiene dinero. Hasta ahora Florentino ha demostrado que es capaz de comprar todo aquello que vale dinero. Ahora tendrá que demostrar que es capaz de tener lo que no tiene precio. Recuperar valores que han sido desde siempre el alma de un colectivo. Ha de obtener aquello que no le va a dar esa macroeconomía que funda mercados globales, pero que no deja lugar a la personalidad profunda, al alma de las cosas. Por eso ahora la tarea del Madrid debe ser comprar un alma. Y además, debe hacerlo sin dinero. Tendrá que pagar con tiempo, cantera, unión, sueños, humildad, grandeza…y luego el dinero, para mejorar. Viendo cómo Pedro y Messi besaban su escudo uno comprende que en esta vida no todo es mercancía. Estallaba el tiempo de la Masía en sus ojos cuando corrían a abrazarse. Latía en sus pechos el golpe de una sangre llena de sueños infantiles que fortalecía sus músculos. Y el Madrid, desde hace años, parece una multinacional sin origen. Pero lo tiene. Y es muy grande, tan grande como para agarrarse a él cuando la brújula del futuro señala al vacío.

Impreso desde www.manueljulia.com el día 28/01/2022 a las 10:01h.