Artículos

Madrid

17/04/2005

Imprimir artículo

Ahí está, a cincuenta minutos de Ave. Se dijo hace tiempo, mientras Suárez se inventaba lo del café para todos, que Madrid debería ser la capital de Castilla, perdón, de Castilla La Nueva, que es en donde vivíamos los que tenemos más de treinta años, cuando Franco. Y sin querer por ello desmerecer a Toledo, bien es verdad que Madrid tiene algo de capital de estas tierras interminables. Nos subimos en el tren y nos ponemos en el centro cultural de España en unos cincuenta minutos. Todos los empresarios deberían tener oficina en Madrid. Todos los viajantes deberían tener una pantagruélica cartera de clientes madrileños. Y nuestros artistas deberían irse todos a exponer a Madrid, que allí está el mercado, la bolsa, los patrocinadores y los críticos, aunque sean muy ásperos. Hay que ir más a Madrid. Hay que vivir más en Madrid. Hay que hablar más de Madrid que allí, al contrario que en otras ciudades de España, todos pueden tener su patria. Una patria nada excluyente. Más bien un universo lleno de matices en donde caben todos los colores.

Madrid era antes la Corte, con mayúsculas. Por eso Quevedo la llamó centro de sufridores y sepulcro de pretendientes. Y ahora es la corte con minúsculas. El rey ya no manda ni en Jaime Peñafiel, el súbdito rebelde por excelencia. La monarquía sólo sirve para salir en el Hola y demás revistas de la bragueta, que no del corazón. Ahora, en Madrid, con tanta descentralización y cesión de soberanías a la UE, ya no está todo el centro del poder, aunque todavía reside mucho poder en el centro. Allí queda un estado que año a año se va quedando raquítico y que dentro de poco será pasto de los asaltos nacionalistas. Pero sin embargo, en Madrid, está la historia, la literatura, el mercado y gran parte de nuestro futuro. El viejo poblachón manchego que dijeron Azorín, Galdós o Azaña, es una ciudad amada por la literatura. Lope de Vega la llamó el ombligo de España. Tirso de Molina la entendió como madre de todos y el franchute Alfred de Musset la vio vestida -y también desnuda- de Princesse des Espagne. Pero ante todo, para nosotros, Madrid es un enorme umbral para nuestro desarrollo. Allí está nuestro futuro, si no en su totalidad porque nuestra autonomía debe seguir avanzado, sí en un porcentaje importante. Ea.

Últimas publicaciones

MADRE

MADRE

CONTRAPORTADA. Decidí de lo que iba a escribir, escribiría de ella. Aún no sabía ni la estructura ni el contenido, ni siquiera si sería un libro de poemas o una novela, pero tenía claro que escribiría sobre de ella y que el libro se llamaría Madre, el más ...

[EDICIONES HIPERIÓN]
ISBN: 978-84-9002-171-2

QUE NADIE DIGA QUE NO LUCHASTE CONTRA MOLINOS DE VIENTO

QUE NADIE DIGA QUE NO LUCHASTE CONTRA MOLINOS DE VIENTO

Nueve apasionantes relatos, basados en el terrible lenguaje de los hechos, en los que el periodista y poeta Manuel Juliá expresa la intrahistoria de los Quijotes del siglo XXI de los que se ocupa el programa de Mediaset, inspirándose en su idea original. H...

[Almuzara]
ISBN: 978-84-1834-678-1

TRILOGÍA DE LOS SUEÑOS

TRILOGÍA DE LOS SUEÑOS

El sueño de la muerte (2013), El sueño del amor (2014) y El sueño de la vida (2015), publicados en Hiperión, se pensaron por su autor como una trilogía que ahora se reúne en un solo libro en el que destaca su coherencia poética. La Trilogía contiene una via...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-105-7

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

Si desea recibir información de esta página: