Artículos

El área de Casillas

22/09/2004

Imprimir artículo

Soy madridista y del Betis, pero bien sabe dios que esos señores que salen al campo en calzoncillos no van a estropear ni una sola de mis expectativas de felicidad. Así que perdieran los dos juntos con el Benamejí por goleada yo no hurtaría ni una sola de mis risas ni dejaría que una pizca de desazón se alojara en mis entrañas. Porque aunque La Biblia diga que hemos llegado a este mundo para sufrir, pienso yo que si uno sufre ha de ser porque no puede hacer otra cosa. El sufrimiento es tan pariente del dolor que es inevitable que se confundan. Y aunque algunos digan que existen lágrimas de felicidad, creo que si fuese posible extirpar las lágrimas de los ojos, y lo que las produce, bien que le iría a esta especie humana tan hurgadora y cainita. Las lágrimas no son buenas ni el cine. Dicen mucho y bueno del director cuando aparecen en la oscuridad, pero más dicen de la hipocresía, dama perversa que demasiadas veces se viste de lágrimas.

Y así se hunda el Madrid en las alcantarillas de la liga y los galácticos troten como gusanos, que yo, como si nada Florentino. Y así éste fiche a Madonna de medio centro defensivo y Camacho dimita de sí mismo por fin, que a mí me dará igual, y al que se atreva a hurtarme una sonrisa lo fusilo con el mando a distancia, que es el máuser que tenemos ahora los paganos. Ya digo que esos tipos en calzoncillos no me van a robar ni una hora de plácido sueño. Bastante sufrió uno el año pasado. Entonces, ver un partido del Madrid era acabar con tortícolis. Te pasabas el tiempo apartando la cabeza del televisor. Girabas hacia la nada cada vez que algún enemigo se acercaba por el área de Casillas. Sí, claro, el área de Casillas. O sea, ese lugar estrecho en el que entra hasta el fondo todo lo que llega. Como en los puticlús. Pero sin luces, por supuesto. Porque en esa defensa están las luces tan apagadas que allí roba la cartera cualquier aprendiz de Caco o Nemeo. En fin, que unos con glamour y modelos, y otros a sufrir. De eso nada Florentino.

Y encima van y contratan a un tipo tan energúmeno como Camacho. Alguien que cree que todavía existe el troncomóvil, que a las mujeres se las enamora con la porra y que si algo es el ser humano –diga lo que diga Pascal- es testosterona y paquete. Pues bien, he aquí una opción extemporánea. Porque llevar a Camacho al Madrid es como pedir una ración de calamares en El Bulli, el restaurante de Adriá, el sublime. Y luego, vaya con esa manía del de Cieza de decir siempre lo que piensa, cuando en esta vida, si algo se debe aprender, por supuesto, es a pensar siempre lo que se dice. Si no, a vivir de conflicto en conflicto. Adiós hombre, hasta la próxima dimisión. Ea.

Últimas publicaciones

MADRE

MADRE

CONTRAPORTADA. Decidí de lo que iba a escribir, escribiría de ella. Aún no sabía ni la estructura ni el contenido, ni siquiera si sería un libro de poemas o una novela, pero tenía claro que escribiría sobre de ella y que el libro se llamaría Madre, el más ...

[EDICIONES HIPERIÓN]
ISBN: 978-84-9002-171-2

QUE NADIE DIGA QUE NO LUCHASTE CONTRA MOLINOS DE VIENTO

QUE NADIE DIGA QUE NO LUCHASTE CONTRA MOLINOS DE VIENTO

Nueve apasionantes relatos, basados en el terrible lenguaje de los hechos, en los que el periodista y poeta Manuel Juliá expresa la intrahistoria de los Quijotes del siglo XXI de los que se ocupa el programa de Mediaset, inspirándose en su idea original. H...

[Almuzara]
ISBN: 978-84-1834-678-1

TRILOGÍA DE LOS SUEÑOS

TRILOGÍA DE LOS SUEÑOS

El sueño de la muerte (2013), El sueño del amor (2014) y El sueño de la vida (2015), publicados en Hiperión, se pensaron por su autor como una trilogía que ahora se reúne en un solo libro en el que destaca su coherencia poética. La Trilogía contiene una via...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-105-7

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

Si desea recibir información de esta página: