Artículos

Ciudad Real en la expansión y en la crisis económica (I)

09/01/1993

Imprimir artículo

Los actuales son momentos en que los profetas del caos quieren ocupar todas las tribunas, aventurando males casi apocalípticos para nuestra economía. Otros, simplemente a cualquier cosa han de agarrarse para desprestigiar el gobierno del PSOE.

Nadie quiere recordar, sin embargo, la historia reciente, tan cercana que comienza en el primer tercio de la década pasada. Nuestra situación económica era de crisis extrema, bastante peor que la actual: inflación desbocada, escasa inversión exterior, descontrol del gasto público, infraestructuras tercermundistas, etcétera... Soportábamos todo esto una vez superada por casi todos los países occidentales la crisis del petróleo que nació en el año 1974 y, gracias a las débiles respuestas del tardo franquismo y la UCD, mantuvo a nuestro país en una tasa anual acumulativa de crecimiento del PIB, en términos reales, del 1,7% hasta el año 1983.

En el quinquenio expansivo reciente –1985-1989- nuestra tasa anual ha sido del 6,1%, cuatro puntos y medio superior. Dirán, sin embargo, los auspiciadores del regreso de la derecha a sus aposentos tradicionales de poder, que todo fue un efecto inercial del crecimiento europeo. Cierto que en una economía cada vez más internacionalizada el contexto es sumamente importante, pero no todos se benefician igualmente del mismo y no quiero hacer referencia a múltiples períodos de nuestra historia en que perdimos el tren del progreso. España, aunque pueda molestar a algunos, ha tenido un crecimiento económico superior al europeo, hasta el punto de que, en términos de PIB por habitante y ascendiendo desde posiciones bajas, nos hemos situado al final del año 1991 en torno al 80% de la media comunitaria.

Algo habrá tenido que ver, aún a riesgo de ser pretencioso para los permanentemente e interesadamente escépticos, la inicial política de ajuste del primer gobierno socialista que el país venía reclamando desde bastantes años antes, o la prioridad de incluir a España en el proyecto común europeo o la estrategia monetaria del Ministerio de Economía para contener el endémico mal de nuestra economía –la inflación- a la vez que aumentar las inversiones extranjeras y sobre todo, el concepto de estado como motor de la economía, ocupando la inversión pública un lugar destacado en la estructura sectorial del crecimiento, inevitable par sentar las bases de la convergencia real con el occidente europeo.

En este contexto de expansión económica reciente, hemos de hablar, por propio interés, de Castilla La Mancha y de nuestra provincia, Ciudad Real, puesto que nuestras tierras, objeto permanente de olvido al hablar de elementos de desarrollo económico y social y cita permanente en cuestiones literarias, ociosas o folclóricas, por primera vez han participado intensamente en el período expansivo, superando ambas la media comunitaria y nacional de crecimiento y modificando sensiblemente una estructura productiva basada fundamentalmente en el sector primario.

En nuestra región son ya suficientemente conocidos los buenos datos de la reciente coyuntura económica. No es necesario insistir en ello. Podría resumirse un extenso análisis sobre el tema en la aseveración que se realiza en el “informe Económico 1991” que elabora el Servicio de Estudios del BBV y que textualmente, al estudiar la distribución espacial del PIB y la Renta en cada una de las regiones, dice:

“Castilla La Mancha es, sin duda, la región que más esfuerzo está realizando para salir de su atraso”.

Ese esfuerzo por el desarrollo es aún mayor en nuestra provincia. Comencemos con un dato difícil de refutar por los escépticos: el “índice primero de capacidad de compra por habitante” que anualmente elabora Banesto en el “Anuario del Mercado Español”, en su evolución hasta el año 1992. Este índice tiene por finalidad medir la capacidad de compra de las provincias españolas de productos de uso y consumo común. Nuestra provincia, y por primera vez en su historia reciente, ha alcanzado en el año 1992 la media en capacidad de compra del resto de las provincias españolas, emergiendo de una capacidad de compra de 64 sobre 100 de media nacional en 1980 hasta 100 sobre 100 en el año 1992.

Si nos basamos en el informe que elabora bianualmente el BBV, “Renta Nacional de España y su distribución provincial”, de reciente publicación, que estudia hasta el año 1989 y un avance de los años 1990 y 91, cuyo prestigio es indudable, observaremos datos muy interesantes para conocer con exactitud la realidad económica de nuestra provincia, sus modificaciones recientes y la reacción ante la actual crisis económica.

La provincia de Ciudad Real en el cuatrienio 1985-89, que es el que estudia fundamentalmente dicho informe, fue la segunda provincia que más creció de todas las españolas, superada únicamente por la provincia de Castellón. En este período el PIB creció a una tasa anual acumulativa del 8,2%, superando ampliamente el alto crecimiento nacional que fue del 6,1%. Esto seguramente es algo inédito en los anales de nuestra reciente y remota historia.

Últimas publicaciones

TRILOGÍA DE LOS SUEÑOS

TRILOGÍA DE LOS SUEÑOS

El sueño de la muerte (2013), El sueño del amor (2014) y El sueño de la vida (2015), publicados en Hiperión, se pensaron por su autor como una trilogía que ahora se reúne en un solo libro en el que destaca su coherencia poética. La Trilogía contiene una via...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-105-7

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

Si desea recibir información de esta página: