Artículos

LA TIERRA PROMETIDA

26/02/2017

Imprimir artículo

Digo yo que esta martingala a la que nos someten los independentistas acabará algún día. Uno abrirá los periódicos y no se sentirá con cierto orgullo pisado porque le están espetando de algún lugar de la casa que hay quien está dispuesto a pegar un portazo, largarse, decir adiós y si te he visto no me acuerdo. Desde el principio, a pesar de que se vendía al torturado y torturante Mas como a un tipo moderado, se vio que eso era más un deseo que una realidad. Remuevo su cara en mi mente y siempre aparece su sonrisa cínica, sus uñas preparadas para rascar las mínimas virutas de independentismo, con cara de pacto o sin él, con sonrisa o con ojos de mala leche, pero este iluminado abrazaba todo aquello que le llevara a la tierra prometida.

Por eso me pareció siempre un mesías de pacotilla, un tipo que había mezclado en su corazón el odio a España, mejor a lo español, con la conveniencia de la evolución de un proceso que llevaría tarde o temprano a la tierra prometida. El Mas de ahora es el mismo que el de antes. Solo que ahora su furibundo desprecio a los que lo rodeamos se ha desatado porque en el fondo el mundo también está desatado. Por eso piensa que éste puede ser el mejor escenario, no para continuar el viaje al paraíso, sino para llegar ya, no sea que el arroz independentista se quede seco como su mente solidaria.

A Pujol también se le veía en los ojos ese odio. Claro que las garras de la justicia, viendo el basurero de corrupción que le rodeaba, lo mantenían en posición de tipo moderado con el que era posible hablar y llegar a un acuerdo. Pero ya con él se venía venir esto. Detrás de la sonrisa de cualquier pacto, en la profunda caverna de su instinto antiespañol, se echaban las cuentas de qué perdíamos los demás y qué ganaban ellos. Son gente obsesiva. Talibanes de su escenario. No les importa hundirse, y con ellos a España, si de ese caos terrible al final se llevan el gato al agua y pueden proclamar, aunque sea un país destrozado, su tierra prometida.

Este juego está siendo ya casi macabro. Y lo que no entiendo es como no se habla de un verdadero problema de fondo. Hace poco se lo dije a un amigo catalán independentista, al que no importa romper su amistad por la política, y se quedó pensando sin saber que desplegar, si su crueldad o su cinismo. ¿Qué pasa con el billón de deuda? le dije. ¿En vuestra tierra prometida os quedaréis con el porcentaje según PIB que os corresponde, unos 200.000 millones más o menos, le diréis la verdad al pueblo catalán? Al final desplegó los dos sentimientos. Su crueldad y su cinismo. Esa deuda es del Estado me dijo. Nosotros tenemos que empezar de cero. La carcajada que estallé en sus barbas creo que todavía le sigue sonando en las orejas. De tontos nada. La pela es la pela.

Últimas publicaciones

MADRE

MADRE

CONTRAPORTADA. Decidí de lo que iba a escribir, escribiría de ella. Aún no sabía ni la estructura ni el contenido, ni siquiera si sería un libro de poemas o una novela, pero tenía claro que escribiría sobre de ella y que el libro se llamaría Madre, el más ...

[EDICIONES HIPERIÓN]
ISBN: 978-84-9002-171-2

QUE NADIE DIGA QUE NO LUCHASTE CONTRA MOLINOS DE VIENTO

QUE NADIE DIGA QUE NO LUCHASTE CONTRA MOLINOS DE VIENTO

Nueve apasionantes relatos, basados en el terrible lenguaje de los hechos, en los que el periodista y poeta Manuel Juliá expresa la intrahistoria de los Quijotes del siglo XXI de los que se ocupa el programa de Mediaset, inspirándose en su idea original. H...

[Almuzara]
ISBN: 978-84-1834-678-1

TRILOGÍA DE LOS SUEÑOS

TRILOGÍA DE LOS SUEÑOS

El sueño de la muerte (2013), El sueño del amor (2014) y El sueño de la vida (2015), publicados en Hiperión, se pensaron por su autor como una trilogía que ahora se reúne en un solo libro en el que destaca su coherencia poética. La Trilogía contiene una via...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-105-7

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

Si desea recibir información de esta página: