Artículos

El Cuaderno de Blas Coll

02/04/1981

Imprimir artículo

Fundarte
Caracas 1981

Indudablemente Eugenio Montejo –a través de Blas Coll- no nos presenta un manual de estética en el lenguaje. Su sustancia es otra bien diferente, por no decir contraria. Lo que nos propone el autor, solapadamente, en un personaje inventado, es comprimir la lengua hasta que quede de cada palabra únicamente lo elemental, lo que la diferencia de las otras y, además, en un máximo de dos sílabas, pues “los vocablos trisílabos –nos dice- sólo deben existir si se han agotado todas las posibilidades del concepto en bisílabo.

“La lengua, al igual que el cuerpo, se rige por el principio de economía, constituye en sí misma una relación económica. Por esto el dispendio de su energía indica fatalmente su aniquilación”. Esta afirmación categórica nos plantea bastantes dudas; cierto es que el mundo en muchas de sus manifestaciones camina hacia la síntesis: la industria reduce sus procesos para obtener un resultado mejor, todo el espacio que era necesario para albergar innumerables datos se reduce ahora a un microordenador de pulgadas; pero respecto al lenguaje, las relaciones entre expresión del significante y la cantidad de sílabas que éste tiene, no son necesariamente indirectas. No se puede dudar de que todas las lenguas necesitan un proceso de pureza, como varear el árbol para que caiga lo débil, lo muerto, y quede lo vivo, lo arraigado. Pero limpiar las palabras no es aniquilarlas, reducirlas por sistema a un mínimo de dos sílabas. Eugenio Montejo olvida la estética del lenguaje que muchas veces es un factor elemental en la expresión y olvida que ésta a veces requiere la cantidad.

También nos obsequia el autor con una serie de afirmaciones que habría que estudiar detenidamente: el periódico sólo sirve para envolver bocadillos, la cantidad nunca logra peso en la palabra, el bilingüismo conduce consciente o inconscientemente al ateísmo, el significante oprime nuestro pensamiento, las conquistas logradas por los genios del idioma serían fatuas si las comparamos con lo que habrían conseguido de tener a mano el lenguaje en monosílabos y bisílabos y que su personaje, Blas Coll, quiso traducir La Eneida en símbolos petroglíficos. No es cuestión de negar todo lo que afirma E.M., pero sí de matizar muchas de sus afirmaciones y aplicarles cierta contingencia que se halla ausente en su obra.


Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: