Artículos

EN LA MAÑANA

12/12/2015

Imprimir artículo

Estoy en el mar blanco, azul, oscuro, más brillante hoy que ayer, porque una leve calima que ensombrecía la costa ha decido diluirse por la tierra negra de las islas. El viento es tan suave que las palmeras mueven sus brazos como si saludaran a alguien que se va perdiendo por las aguas. Salgo al balcón. Quiero sentir que el viento suave vaya de mi cuerpo hasta mi alma. Es temprano. Acaba de amanecer y todavía el silencio aguanta la voz de la marea, se comprime en el brillo del alba hasta que los trabajadores comiencen a preparar las tumbonas de la piscina, a limpiar el contorno y esperar la bajada de los extranjeros. Predominan ingleses, alemanes y escandinavos. Son gente de gran edad que una vez terminaron la vida laboral se vinieron a las islas para mirar el mar, tomar el sol, pasear por los caminos de los acantilados y reírse en fiestas sosas que les preparan los animadores por la noche. Sé que comenzaran a aparecer pronto. Vendrán con sus periódicos enormes, sus revistas multicolores y la bolsa llena de cremas que serán los primeros baluartes de la defensa de sus pieles blancas contra el crudo sol de las islas.

Pero ahora el jardín está solitario. Los árboles acogen la luz con lentitud, como si la estuvieran escaneando antes de amansarla en la corteza. Las araucarias expresan con fuerza su verde intenso. Las palmeras se duermen con lentitud para que la luz repose dentro de su fiera corteza. Los tamarindos, con sus hojitas tumultuosas y su fuerza comprimida, duermen hasta que el viento los despierte y puedan comenzar a soltar sus gotas de vaho. Los cactus se sienten, al contrario que en los secanos de la península, de cuerpo frondoso y brillante. En los espejos de las piscinas limpias la luz resbala. El alba quiere relanzar esa belleza incomparable del agua. Entonces deseo, en ese silencio y esa belleza, escuchar una música pues recuerdo que dijo Beethoven que si Dios hablara lo haría con el lenguaje de la música.

Recuerdo entonces, de Peer Gynt (Grieg), excepcional composición, la Suite Nº1, La Mañana, música que hace sentir como pocas la irrupción de la vida y la luz en la oscuridad. La escucho en ese silencio y se me llena el corazón de gozo cuando la flauta parece levantar la cortina del paisaje para que aparezca el sol por el horizonte. Qué hermoso recibimiento. Después La Suite se llena de instrumentos hasta conseguir que la salida del sol sea un himno majestuoso. Luego la música se va serenando hasta casi quedarse parada en el viento, como una bandera que anima a comenzar el día. El momento en verdad es hermosísimo. Música, mar, árboles, silencio, luz…Todos los lenguajes que Dios nos ofrece para que podamos ver qué hay afuera mirando desde lo que hay adentro.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: