Artículos

Ellas

23/04/2003

Imprimir artículo


Dicen de ellas que son un enigma. Los poetas y los filósofos han elaborado las más variopintas teorías sobre su naturaleza. Recuerdo haber leído que el genial Wilde escribió en una de sus obras que no había que intentar comprenderlas, que son como cuadros a los que hay que mirar simplemente. Faulkner decía que se dividían en damas, esclavas o prostitutas. Quevedo que era peor verse comido por ellas que por los gusanos. Cela que se parecían a la garduña, pues también son bravitas y juguetonas. Euripides no las tenía en su lengua para bien, y Hamlet, el dolido, entendió que la fragilidad era básicamente un nombre femenino. Ellas son las mujeres. Esa obsesión sicológica, poética, novelística, vital de los hombres que más allá de las costumbres del momento histórico, genera sueños o pesadillas así vengan sus miradas con hábito de entrega o de repudio. Y ahora, para enredar aún más esa semblanza enigmática del talante femenino, los científicos, en concreto el gran urólogo Irwin Goldstein, nos dicen aquello que ya habíamos documentado en cualquier barra de un bar: que la sexualidad femenina es sobre todo un enigma.

El urólogo nos dice que aún no sabemos como funciona la vagina durante la relación sexual. Que el conocimiento de la mujer está en fase embrionaria. Y yo recuerdo aquel dibujo que mostraba los genitales masculinos y femeninos simbolizando en un caso un tambor y en otro un piano. Y digo, y me pregunto, como un columnista decía hace tiempo en su artículo: ¿De dónde son las mujeres? De qué costilla del tiempo han llegado para pasear su enigma ante nosotros como un tesoro difícil, como un lago interminable, como una mirada que nunca descubre el fondo del iris. Y mientras tanto las miramos en su nuevo dominio. Las vemos pasearse delante de nosotros degustando su nuevo espacio vital. Ahora diferentes, nuevas en esta época, pero aún como un enigma que si algún día llegáramos a comprender perdería su encanto. A las mujeres no hay que intentar comprenderlas, decía alguien, sólo hay que hacerlas felices.
Y quizá esa felicidad, en el fondo, sea también la nuestra. Los hombres inteligentes miran a la mujer como una obra de arte que se disfruta con los ojos. Y luego, la mirada, creo, siempre será el umbral más decisivo para ellas. Porque diferencia de nosotros, suelen ver qué se esconde detrás de la retina. Porque a diferencia de nosotros, siempre saben mostrarnos en su fuerza el recoveco de una inmensa debilidad que tiene el corazón del sentimiento. Un corazón que claro que es un enigma más allá de los tópicos escritos por Nietzsche o Shopenhauer, quienes, sabiendo crear una teoría del mundo, apenas supieron esbozar una teoría de la mujer. Con razón dicen de ellas que son el enigma más inescrutable.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: