Artículos

CARTA A UN AMIGO LEJANO

07/02/2015

Imprimir artículo

Querido Juan, qué tal por esas tierras tan frías a las que el destino, con nombre de sequía laboral, te ha enviado. Espero que al fin hayas encontrado un lugar en el que puedas ofrecer tus muchos talentos, pues no tenía sentido que después de haber estudiado, y a fondo, muchos años filología tuvieras que perder tu vida en agónicas marchas hacia el basurero de los currículum, o en entrevistas en las que ya estabas vencido de antemano, pues te enfrentabas a miles en unas pocas plazas que quizá el amiguismo concedería. Descubriste en tus propias carnes lo poco que le interesa a este gobierno la educación. Pues antes de que se anunciaran los recortes, ya la estaban limpiando de interinos, pegando un brutal bajonazo a su calidad, pues vosotros, los interinos, erais trabajadores aplicados y diligentes, no en vano no teníais el puesto asegurado y manteníais despierta la inocencia. Así que hiciste bien dejando todo atrás. Y aunque duro, pues casi precintabas tu infancia, tu juventud, tus amigos, tus padres, el paisaje primerizo, fue un bien para ti. Ahora tienes que comenzar una nueva historia en un país extraño, crear nuevos recuerdos mientras los viejos se irán difuminando, pero no hay otro remedio.

Aquí las cosas, aunque Rajoy y sus turiferarios cacarean optimismo, siguen parecidas. Y según son las décimas de bajada del desempleo, la normalización va para décadas. Mucho tendría que cambiar Merkel, ahora tu jefa, para permitir lo que hace falta: liquidez, algo de inflación, depreciación de la deuda, planes expansivos. Al contrario, pensando en los ahorros alemanes sigue queriendo los recortes, sin entender la asimetría que necesita el euro. Cuán cierto es lo que hablábamos, que fue un gran error crear una moneda sin que existan equilibrios económicos y sociales. El ansia del neocapitalismo por hacer negocio cuanto antes era desaforado. Marx se equivocó en la forma de superarlo, pero no en su descripción, como vemos ahora con el crecimiento interminable de la desigualdad y la pobreza.

En lo que respecta a lo demás las cosas están como cuando te fuiste. El país sigue comiéndose su mierda. Los incendiarios son los bomberos, y la demagogia impera por doquier, hasta el punto de que la Vicepresidenta que tiene un estercolero bajo el culo protesta por leves tufos ajenos. Pero también hay algo que me entristece. Y es que los que venden esperanza nos están desesperanzando. Caen en los mismos errores, como es el caso de Monedero, quien facturó con una empresa trabajos que hizo cuando ésta no existía, para pagar menos impuestos. Aún no ha dimitido aunque se hundan las ilusiones. Aquí, querido Juan, nada hay para ti. Aunque por muy lejos que estés, siempre te querremos.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: