Artículos

Carmen de otoño

02/03/2002

Imprimir artículo

Pocos placeres tan intensos como el de gustar en la siesta de otoño la sabiduría lenguaraz de Carmen Sevilla. Una brisa suave que apenas roza el cristal, el cielo con cuatro nubes perdidas, el frescor ya casi de invierno que se une a la frescura de Carmen Sevilla. Qué frescura de lengua, ya la quisiera Carmen Jodrá, la de las Moras agraces. Ya la quisiera la ministra de Justicia, o la rubicunda Tocino, la mismísima Celia Villalobos, vivaraz y dicharachera, Magdalena, verbo seco de tantos números invencibles. Si Carmen fuera política habría dejado la verborrea de Alborch a altura del betún, pero Carmen es diosa, diosa de rulilandia con joyas de postin. Carmen, nuestra Carmen, tu Carmen, mi Carmen, vuestra Carmen, la Carmen, su Carmen, toda la Carmen que existe y la que no existe, deja que las palabras fallidas dulcifiquen una tarde que ya persigue las brumas del invierno. Mi Carmen es como Cantinflas en lo silábico, pero sin ironía ni segundas intenciones. Surrealismo sin subconsciente, esperpento sin esperpento, Carmen de Berlanga chiripitiflaútica, bla, bla, bla de periquita fallona que cuando falla se ríe, huy, Guillermo, si te llamas Emilio, ay perdón Emilio, si te llamas Guillermo, quesque yo no estoy muy ducha en los nombres, pero como aquí vaabeé de to, ya está, qué más da, pos venga anda, yasta, ale, quel pograma es to pa na, o na pa to, o to pa to, o na pa na, según se mire, y levantas el dedo meñique en giros copernicanos para hipnotizar a los videntes entregados. Ay, Carmen, Carmen, qué suerte tenemos en Andalucía, poder oír tus discursos en exclusiva, y adormilarnos lúcidos con el espectácolo que nos tienes preparado para todo el otoño, con milagros y todo. Zumbas en el escenario que ayer fuera de otra Carmen, la Borja jamía, el recinto de aquellos monstruos noctámbulos, Champin Box, la sexóloga sicóloga y los tirantes del Melgar, sabio que contenía en su figura la rudeza de De la cuadra Salcedo y la anemia del Tío Aquiles.

Y más, he aquí una Carmen embebida en las nuevas tecnologías, con arroba, E-mail, internet, intranet y satélite digital. Eso, para la intelectualidad la arroba de intesné, que vivimos en el ciber, ele lerele, y ya esta tó pa to y na pa na. Ya era hora de que perdiéramos en la siesta las bagatelas de Irma Soriano. Estamos deseosos de entrar en honduras mentales y verbales con Carmen Sevilla, y si los hados nos favorecen, con el dulce Agustín de partenaire apingüinado. La innovación al poder. Viajes, premios, dineros, milagros portentosos, concursos, resolver casos que ya quisiera Sherlock Holmes, como ese que dicen del premio que se llevará aquel que adivine el peso de la Carmen, caderas incluidas. Así es la pregunta: ¿cuántos kilos de Carmen aparecerán en la siesta de otoño, reposando en el sofá de la pantalla? Pónganse los cerebros de Andalucía a resolver el enigma. Sumen, resten, quiten, añadan ovejitas, y se resolverá el jeroglífico. Hooorroor, la España de pandero, pantufla, batín, cuchufleta y bigote facha a lo López Vázquez, ataca de nuevo. Veamos en qué queda todo esto.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: