Artículos

EL GRAN SILENCIO

14/11/2014

Imprimir artículo

En el principio había tinieblas sobre la faz del abismo y dijo Dios haya luz, y la luz se hizo, dice el Génesis. La luz comenzó con una gran explosión de vida, y poco a poco, esa misma luz se fue volviendo materia en cuanto las partículas que la contenían comenzaron enfriarse. La Biblia llama a este proceso Génesis, y los astrofísicos Big Bang. La primera habla del gran Dios que lo creó todo, con intensa prosa llena de cosmogonías y literatura. En su enorme colección de sentencias dice que toda sabiduría viene del gran Dios, y quién sino él contará la arena de los mares, las gotas de la lluvia y los días de la eternidad.

La Biblia dice que solo uno es el sabio, quien está sentado en su trono, el trono del tiempo, el trono de lo infinito, el trono de la eternidad. Pero el ser humano, que ya en el principio quiso acceder a esa sabiduría creando sus propias leyes, no solo quiere contar la arena de los mares, quiere contar también el polvo de las estrellas. Y no quiere leer solo en la Biblia, en donde se encuentran las certezas a través de la fe, quiere leer también en el inmenso libro del universo, por donde van los átomos convirtiéndose en estrellas y planetas. El ser humano, que según la Biblia es una semejanza de Dios, un destello dijo Goethe, quiere desentrañar el campo de la materia hasta encontrar sus letras primigenias. Manda un robot a un cometa para poder descubrir si la primera molécula de la vida, que surgió en las aguas, llegó viajando desde el espacio.

Y Dios modeló al hombre en el barro, dice la Biblia, y la biología desentraña el tiempo de ese acto en aguas pantanosas en las que moléculas orgánicas comenzaron a unirse para crear lo que vive. Todo desciende de los mismos quarks, las piedras, los árboles, la materia que a través de las cuatro leyes del universo (gravitación, atómica, subatómica y cargas eléctricas) va formando su realidad. Esta gigantesca obra de teatro comenzó en el escenario de la Nada.

La luz que Dios creó en el Génesis es para los físicos una fluctuación cuántica de la Nada, algo difícil de entender, como la propia física cuántica. Pues la Nada, como indica su nombre, es imposible que sea el principio de algo. Dice Hawking que el ser humano ya no necesita a la filosofía o la religión para contestar a las preguntas. Sin embargo, el inmenso enigma del Vacío Creador hace verdad aquella paradoja de Sócrates. Cuanto más se conoce más se aprecia lo mucho que falta por saber. Para unos el Enigma lo resuelve la Biblia. Para otros la Ciencia. Mi mente y mi corazón me dicen que en aquel Gran Silencio anterior a la luz, está la verdad. Y que es imposible descubrirla. Como decía Lao Tse: El Tao (Dios, Camino…) que puede ser nombrado no es el verdadero.


Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: