Artículos

EL TÍO DE HACIENDA

02/11/2013

Imprimir artículo

Hasta los muertos se quejan del IVA, pues los asuntos funerarios tributaban al ocho, y cuando la voracidad de Montoro llegó a ultratumba, comenzaron a tributar al veintitrés. Por eso las funerarias también muestran su enojo, como el cine o el teatro. Se ve que la chulesca pose de Montoro no deja en paz ni a los muertos ni a los vivos. En los cementerios hay un plante absoluto contra el IVA. Uno creía que se moría y le dejaban en paz. No imaginaba que el Ministro de Hacienda le perseguiría hasta las calles del Hades, hasta el mismísimo mármol del silencio futuro. Montoro es el recaudador definitivo, la guadaña de nuestros bolsillos, y eso que parecía que la derecha había venido a este mundo a cargarse los impuestos, que son cosas de la izquierda para pagar el Estado del Bienestar.

Pero Montoro es innovador, pues se carga el Estado de Bienestar y además sube los impuestos. Que se lo pregunten a los muertos. Ha sido llegar el uno de noviembre y ponerse todos a protestar contra el IVA de las flores. Cuando vives le pegan un palo a la nómina y cuando mueres te encuentras con que el ataúd tributa como si fuera un lujo asiático. Y aunque te mueras no dejas de sentir el aliento de Hacienda en el cogote, que es como decir a Montoro detrás del asiento del autobús que te lleva a la otra vida metiéndote las manos en los bolsillos. Montoro se ha convertido en un político que asusta a los vivos y a los muertos. Es como un monstruo de Jalogüín. Si se lo imaginan en la tribuna del congreso no hay que tener mucha imaginación para verle dos colmillos y unos chorritos de sangre por sus labios. Asusta a los niños, a los muertos, a los parados, a los tenderos, a los autónomos, a los funcionarios. En este Jalogüín vi un niño disfrazado de Montoro que espantaba a las madres. El niño decía discursos montorescos y la geste echaba a correr.

Pero lo peor es para los diputados, que tienen que aguantarlo dando caña, como si en vez de ser El Tío de la Vara fuese El Tío de Hacienda, una mezcla de contable de piel cetrina y el monstruo de las galletas. Cada vez que habla crea damnificados de la razón. El cine español es malo, nos quejamos de vicio, los sueldos suben, los parados son vagos, este país es el paraíso de la inversión. Y ni Dios la pía, porque como es el Tío de Hacienda, si le respondes te pone la lápida a mil, para que no te mueras a gusto. Digo yo como los de los tanatorios, qué tendrá este hombre contra esa costumbre de morirse, que lo está poniendo tan difícil como vivir, al cabo ser pasto de impuestos y regañinas. Trabajamos media vida, o media muerte, para el Estado y encima nos acojonan. Este hombre debería ponerse una calabaza, y salir a asustarnos, que se le da muy bien.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: