Artículos

SI CRISTO VOLVIERA

11/02/2013

Imprimir artículo

Ahora que El Papa se retira mi mente no puede dejar de realizar un juego que tiene el túnel del tiempo como camino. En el juego imagino que al quedar vacante el trono de la Iglesia, Cristo, algo enfadado por cómo van las cosas, se decide a volver entre nosotros. No vuelve para examinarnos sino para remover la tierra y que sus semillas florezcan de nuevo. Así que fabulo ese hermoso regreso. Y lo primero que pienso es que si Cristo volviera de nuevo moriría en la cruz. No sé quién se la pondría en los hombros, hay tantos candidatos. Pero sí que no llegaría a viejo. Y también que la casa de su corazón se llenaría de dolor, un dolor enorme por el mundo.

Seguro que nacería en algún lugar pordiosero, de hambruna persistente. El olor suburbial de la miseria sería su verdadero bautismo en el concierto de la vida. Iría, creo, a un colegio público y por supuesto destacaría en los trabajos manuales de carpintería. Podría ser uno de tantos emigrantes que son pasto de miradas altivas y desprecios distantes. En su cuerpo habría de sentir la angustia de los humanos desde el principio al final, como la primera vez, así que tengo que verlo merodeando por los barrios más perdidos de la existencia.

Por eso lo imagino protestando por los desahucios, apoyando a la gente que dejan en el paro sin remedio, después de haber entregado su alma por un pobre salario, y ahora ya no pueden trabajar, o con los que la droga y la desgracia ha destrozado, con los que se duelen y se duelen y el mundo olvida o considera molestos. Y creo que al morir, con el último aliento, en algún camastro de alguna cárcel oscura, rodeado por aquellos que creyeron en sus palabras, volvería a pronunciar la misma sentencia: Padre, perdónalos, porque no saben lo que se hacen.

Desde joven mostraría predisposición a la lectura de los hombres santos. Aquellos que tienen la luz verdadera de todas las religiones. Porque en lo que no es cultura o historicismo, el sentido real, y antropológico, de la religión, está incrustado en el ADN de la especie. El dolor de la vida nos lleva hacia un Dios de muchos nombres pero con un solo rostro. "Si los padres me han abandonado al suplicio, y el juez ha dictado contra mí sentencia de muerte, y el príncipe ve en mi muerte su vida, no me queda otro refugio que Alá", dice Mozlehu Din Sadi, poeta místico persa que seguro Jesús leería. Como leería a Santa Teresa y a San Juan de la Cruz, y tantos otros, sin olvidar el Libro Tibetano de la Vida y de la Muerte, de Sogyal Rimpoché, maravilloso canto a la bondad, la naturaleza y el espíritu.

Creo que Jesús intentaría fundar una única religión mundial, un credo para todos que defendiera a los pobres de los avariciosos, a los débiles de los fuertes, al espíritu de los creyentes del egoísmo afilado de los poderosos. No tendría, a mi entender, ningún tipo de sectarismo. Y por supuesto volvería a denostar a los hipócritas que anteponen la luminosidad del boato, o la manipulación de la mente, frente a la verdadera luz de las palabras del tiempo.

A los primeros que invitaría a creer en su mensaje universal sería a los cristianos. Y me imagino que les diría no entender por qué bajo su corazón algunos tienen todavía la espada desenvainada, o se esconden en una torre de marfil adonde no llega la peste del mundo. Y sin embargo abriría los brazos al amor de tantos cristiano que viven o mueren por su palabra. Sonreiría y charlaría de sus cosas con misioneros, monjas de la caridad, o curas que se dejan el alma en los suburbios.

Y su palabra volvería ser revolucionaria. Volvería a remover el corazón humano, el único lugar en el que pueden triunfar las auténticas revoluciones. Y un día, los mercados, o los jerarcas, los dueños de todo, dictarían la sentencia: Debe morir porque es peligroso, su palabra derriba las piedras de las murallas que no derriban las bombas.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: