Artículos

ADIÓS, AÑO IMPÍO

29/12/2012

Imprimir artículo

Hay cosas a las que la muerte les sienta muy bien. Pasan de la vida al recuerdo de pronto. Incluso las matamos más para que luego vayan del recuerdo al olvido. Cuando llega el final de esas cosas pensamos que habrá otro principio, y que dejarán de ser lo que son para ser algo mejor. Pero la tozudez del destino hace que haya una fuerza oscura casi dejándolas igual. Porque el mal y el dolor no suceden por etapas. Solo suceden, y siguen y siguen y siguen, como el conejito de las pilas, hasta que se agotan.

Esta es la cruel realidad. Pero los seres humanos, expertos en dividir, hemos intentado controlar el tiempo con las bridas de las matemáticas. Queremos domar a ese potro salvaje que no tiene más ley que existir y no existir, que dar coces a quien quiera domarlo. Los que inventaron relojes y calendarios crearon una realidad irreal que descuartiza el tiempo. Hélo ahí descuajeringado en segundos, minutos, días, semanas, meses, años… Y entonces, desde esa irrealidad, queda establecida una frontera virtual. Pero el fin de año no separa nada. El primer segundo del año nuevo es como el último del año viejo. El tiempo, por desgracia, no asiste a los cotillones. No se toma las uvas para olvidar lo perdido y soñar lo que viene.

Ojalá fuera así. Y con el impío 2012 se fuera el acíbar que tenemos. Ojalá la crisis se disolviera en la niebla, y en el año nuevo, naciera el cielo más luminoso. Pero cualquier percepción atenta de la realidad nos dice que no será así. Pues mientras nosotros braceamos en la tormenta, para no ahogarnos, una nueva crisis se cierne desde fuera. Pronto los USA superarán el techo de gasto. Y si no acuerdan demócratas y conservadores endeudarse ya, la mayor economía del mundo, entrará en suspensión de pagos. Solo lo terrible que es esta realidad hace que sea difícil se produzca. El argumento es para echarse a temblar.

Pero bueno, aunque sea a nivel simbólico, que se vaya este año impío. Y si el que llega viene de mal fario, habrá que luchar más todavía. Porque este capitalismo sin miedo y sin sentimientos que nos gobierna cree que estamos en las cloacas del siglo XIX. El mundo de la impunidad del dinero. El espacio del dolor de los débiles. El barrio de los ignorantes satisfechos. El patio de vecindad de unos corazones helados.

Esto es la selva. Eso es lo que cada día dicen los periódicos. Es lo que en verdad sienten los economistas hiperliberales que rodean a los políticos expertos en la ley del hachazo. Su mayor obsesión es gastar con manos privadas los enormes recursos públicos. Con la excusa de la eficacia, se cargarán una de las cosas que mejor funcionan en este país: los servicios de salud, admirados por Obama, envidiados por medio mundo. Pero eso da igual.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: