Artículos

LA FANTASÍA DEL MUNDO

22/12/2012

Imprimir artículo

Parece que al final el mundo no se ha acabado. O a lo mejor sí y no nos hemos enterado. Quizá una lava destructora viaja por las vértebras de la tierra, como un manojo de misiles, esperando su destino. Cualquiera sabe qué es la realidad. Todo se cuece dentro, en un baile de neuronas cuya partitura la neurociencia cognitiva quiere redactar. El teólogo sueco Enmanuel Swedenborg, de quien tuve noticia en uno de los textos de Borges, decía que estamos muertos pero no lo sabemos. Como Bruce Willis en El Sexto Sentido, que vagabundea por las calles viviendo la inercia de sí mismo después de su ausencia. Svedenborg dice que "cuando falleció Melanchton le fue suministrada en el otro mundo una casa ilusoriamente igual a la que había tenido en la tierra. (A casi todos los recién venidos a la eternidad les ocurre lo mismo y por eso creen que no han muerto.) Los objetos domésticos eran iguales: la mesa, el escritorio con sus cajones, la biblioteca. En cuanto Melanchton se despertó en ese domicilio, reanudó sus tareas literarias como si no fuera un cadáver y escribió durante unos días…".

Svendenborg lo creía así. Decía que un enviado del cielo le había contado todos los secretos de la existencia. Lo creyeron loco, por supuesto. Pero hasta ese momento gozaba de un bien ganado prestigio de mente analítica y matemática. Aunque, claro, yo creo que él sabía que era fantasía. Solo que había llegado a la conclusión de que la fantasía es necesaria para acercarse a la verdad. Que vivimos entre fantasías de todo tipo, como esa que profetizaba nuestra desaparición, o metamorfosis, viendo ya nuestro mundo acabado como un árbol que quiere vivir sobre la sed de la arena. En todo caso, nuestras fantasías o profecías no dejan de ser metáforas de la vida.

Porque es cierto que un mundo, con sus principios y sus utopías, que eran motor de las masas, se va acabando. Surge otro en el que el motor de las masas es la vulgaridad, la cual se mitifica y adora, se convierte en alimento diario de un cerebro que va degollando sus neuronas más avispadas y críticas. Hay un mundo que muere. Lo sabemos todos. Pero también hay un mundo que nace del que no sabemos nada. Ni siquiera quién detenta el poder. Pues ahora el dinero acoge demasiados dedos anónimos que manejan demasiados ordenadores desconocidos.

Según los mayas se completa el 13er Baktún de la cuenta larga de 5.200 años de su calendario. Y el tiempo se pone a cero para iniciar otra era. En fin, somos fantasía, y la propia ciencia, antes de ser, fue fantasía. Sin ella no huiríamos de nosotros mismos. Sin ella no soportaríamos lo que hace demasiado daño en el recuerdo. Sin ella no podríamos soñar. Y entonces sí que el mundo estaría acabado.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: