Artículos

EL INSULTO DE LA RISA

15/12/2012

Imprimir artículo

Por la nebulosa oscura de la semana emerge una risa. Hay un destello de escenas por los laberintos de mi memoria, donde se mezclan las emociones y los sueños, donde se inventa el recuerdo o se recuerda el olvido. Desde ese fondo del pozo me emerge el chispazo de una risa. Un jajá debilitado. Unos labios brillo Spa sobre un atril. Por allí el mundo financiero se regocija de los dolores y las penas de la crisis. Con ellos está el ministro. Cutis reluciente, cúspide espejo, ojos fáciles. Ríe primero con labios bembones, de Only You. Luego a carcajada limpia. La boca está tan abierta que se ven los plateados empastes. Las luces del evento nos muestran bastantes lobeznos del Laissez-faire. Caras adolecentes, bobas, felinas…. Al lado los guerreros corbateros de la ingeniería financiera.

Por la riada de la semana emerge la risa del ministro. Parece que guiña un ojo a Goirigolzarri, quien pone la mano y los ojillos alegres. Cinco mil, siete mil, veinte mil millones. Son los de los recortes. Miles de batas blancas, fonendos, aulas e ilusiones de jóvenes que se van por las alcantarillas de los banqueros. Ilusionaron su vida y ahora se encuentran tirados. Mientras, por los espejos fríos de la mañana, ante las luces de los focos, el ministro anuncia a los banqueros que el dinero prometido ha llegado por fin.

Y echa una carcajada ostentosa, monumental, elefantiásica, satisfecha, plena en el altavoz de su caja toráxica. Y los bancarios o banqueros se ríen también. Se escojonan todos. ¿Pero de qué narices se ríen si esto no es una comedia? En todo caso una tragicomedia. Qué pena, ya no está Berlanga para poder firmarla. Porque en esta ausencia de sentimientos hay algo cutre, patético, como de en Los santos inocentes. Algo mustio, de España vieja. El alcanfor de nuestra historia.

Hay un escenario mediático. Unas jornadas sobre el euro o los mercados globalizados, qué se yo. Lo que sí sé es que allí están los prebostes del poder económico, que es el único poder que hoy en día saca pecho. El ministro, como buen liberal, hace de Papá Estado. Enseña el dinero, se ríe, se ríen, como si cada euro no fuese la crónica de un dolor prometido.

Cada euro lleva el nombre de un desahucio. Cada moneda las noches sin sueño de un desterrado. Cada céntimo el sudor de un sueño incumplido. Y en ese paisaje negro esos infaustos se ríen. Quizá lo hacen porque sus cuentas corrientes engordan, sus responsabilidades minimizan y sus mentiras descansan felices en su mundo feliz.

Pero señor ministro, se lo juro por Snoopy, sepa que el mundo real no es tan jovial y desentendido. Que hay dolor, mucho dolor. Y que si está de ministro es para amortiguarlo. Ría por tanto cuando al fin lo consiga.



Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: