Artículos

LAS COSAS DEL MINISTRO WERT

26/05/2012

Imprimir artículo

Dice Eduardo Galeano que en lo único que se pueden poner de acuerdo los espectadores en un campo de fútbol es en odiar al árbitro. Pues ahora hay algo más. También en pitar al himno español. Sobre todo si juega un equipo vasco y otro catalán. Y eso que era la versión abreviada. En este asunto no voy a caer en la utilización política que ha hecho Esperanza Aguirre. Pues esa salida de tono a quien menos beneficia es a los que siendo vascos y catalanes no se sienten a gusto pitando el himno de España. Pitaron y ya está. El fútbol siguió su curso. Se vio un buen partido y el aire de los focos se comió las bravuconadas.

Sin embargo observo que el himno no es lo único que se está llevando largas y sonoras pitadas. Pues hay por ahí un ministro que cada vez que habla pone a más gente en su contra. Me refiero al ministro Wert, quien creo se imagina todavía largando en sus tertulias impenitentes. No sé si se habrá dado cuenta de que ya no está en un debate periodístico de los de aquí. Esos en los que todos son expertos en culpar de algo al contrario, escaquearse, y que nadie compruebe la veracidad o calidad de los asertos. Ahora está en uno de los ministerios más importantes y a la vez más complejo. Su gestión requiere tiento, agudeza, sabiduría y comprensión. Pero nada de eso, parece que ha entrado como un elefante en una cristalería. Y si no mejora vamos a pensar que el PP se quiere cargar (así, sin eufemismos), la educación pública para que los jugosos recursos que mueve los gestionen las multinacionales hambrientas de euros.

Comenzó el ministro tertuliano por reconocer que había un problema con el dopaje en España. Y menos los franceses todo el mundo se le echó encima. Eso lo puede decir cualquiera menos el que tiene que arreglarlo. Otro día habló de la avalancha de marroquíes que nos exprimen, que gastan nuestras vendas en los hospitales. Y eso, además de muy injusto por general, indica tener la piel tan dura como el elefante que se cargó el rey. También nos espeta a la cara, como si tuviésemos un morro que te lo pisas, que no pagamos la educación de los hijos porque no nos queremos quitar de otras cosas. Me imagino que se refiere a la caña del domingo, que es ya lo único que nos queda de los viejos fastos y vicios. Y luego dijo la estupidez de que la educación pública ha dejado de contribuir a la sociedad. Esta es frase de miope verbal que se justifica por sí sola.

Al igual que esa de que es bueno que haya más alumnos en clase porque así se socializan mejor. Esto no se llama hacer de la necesidad virtud, sino de la lengua necedad. También otro día se despacho con el aserto de que los toros son un ingrediente de la marca España, como si estuviésemos todavía en los años en que las suecas se ponían viendo al toro de Osborne, negro perfil en lontananza con dos gordos testículos bramando en la llanura.

Y muchas más por este estilo. La última es que no recibe a los rectores porque no le sale de los pelos del sobaco, que de otros pelos es imposible. A mí no me parece Ministro de Educación, sino tertuliano de la tele, por las tonterías que dice. Y si a los piadosos hemos de conocerlos por sus hechos, a los políticos habremos de conocerlos también por su palabra. Y hasta ahora tiene más de lenguaraz que de sabio. O sea.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: