Artículos

EL HOSTELERO DE MARBELLA

13/02/2011

Imprimir artículo


Veo a ese tipo en los medios lanzando bravuconadas y me da vergüenza de que seamos del mismo país. Que en esta tierra se incuben semejantes especímenes cavernarios merece un estudio sociológico y sicológico que, creo, todavía nadie ha hecho. Unos y otros avanzan teorías, la España profunda, la España analfabeta, la España cainita, perfumes perdidos del franquismo, qué sé yo, el caso es que no se ha estudiado a fondo a que vienen esas ansias de incivismo que tienen algunos compatriotas. Más allá de Zapatero, e incluso de la crisis o la propia política democrática actual, hay aquí una tropa de trogloditas que tienen como postura vital el egoísmo insumiso, los cojones por bandera y la mala leche como forma de defensa de sus teorías. Creo que si pudieran defenderían sus proclamas con violencia. Pero como no pueden se desgañitan y lanzan insultos hacia todo lo civilizado. O sea, a cumplir la ley aunque no guste, a aceptar que los derechos de unos acaban donde comienzan los de los otros, a respetar las diferencias humanas, porque la verdadera igualdad está en la aceptación de la diferencia como principio de convivencia.

En sus sermones suelen enroscarse ceñudos, haciendo gala de su mojama mental. Y como procedimiento de defensa, o de ataque, gustan de tirar por tierra los siglos que ha costado entender que el estado de derecho es el que mejor acoge la justicia y libertad del humano. Libertad controlada, por supuesto, y protegida, para sea posible un mínimo lógico para todos. Los ingleses dicen que guste o no guste siempre hay que cumplir la ley con buena cara. Ellos saben de esto demasiado. Claro, porque aceptar el axioma contrario, sería regresar a las cavernas, lugar desde el que ha venido ese hostelero insumiso que dice que en su casa sólo mandan sus testículos. Claro, otros órganos más elevados es imposible. La única ley que acepta es la suya, su santa voluntad. Incluso le importa tres narices que la ley del tabaco la haya aprobado una amplísima mayoría. Si hay pérdidas en el sector, que se tomen las medidas correctoras precisas. Pero no cumplir la ley, por su efecto contagio, es una actitud salvaje.

El caso es que escucha uno el sermón de este hombre y observa que pertenece a esa tribu hispana (cuidado, que hay por todos lados) que usan la cabeza para embestir, y no para pensar, como decía Machado. Lo observé el otro día y vi su rabia condensada en la lengua. Pensé por un instante que esos especímenes de toscos vociferantes ya habían desaparecido. Pero veo que no. Estuvieron escondidos, desde la explosión democrática, en las alcantarillas de su odio. Y hace unos años que asoman el morro, creyendo, inocentes, que volverán sus vieja oscuridad.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: