Artículos

LA FOTO

14/11/2010

Imprimir artículo


Enfrente, encima de mi mesa, tengo la foto. Sonríen todos. Algunos con risa franca, otros con gesto pícaro, bastantes con esa sonrisa bondadosa que uno recuerda de algún profesor de la infancia que daba sosiego en esos terribles momentos de los exámenes. Incluso uno se parece al abuelo de Heidi. Sus canosas barbas envuelven unos mofletes rojizos, como los de un simpático borrachín. Da gusto ver ese rostro de ancianidad generosa. Si uno tuviera que poner las manos en la vida de alguien, las pondría en quien tuviera esa cara de cristiana bondad. También sonríe ella, vestida de verde. Es una risa melancólica, con un profundo signo de dureza que contrasta con el rostro de papa Noel con turbante que tiene el indio de al lado. Sólo hay dos mujeres. El resto son hombres que tienen todo tipo de risas y todo tipo de rostros. Si hubiera que hacer un mural de tipologías humanas felices allí estarían todos. Caro Baroja estudio mucho la fisionómica, ciencia que dice que la cara es el espejo del alma. Los ojos son ventanas de nuestro ser profundo. En realidad, nadie engaña a una mirada.

Y aquí, en esta foto, hay muchas miradas. La otra mujer, que acompaña a Merkel, es Cristina Kirchner. Va de negro. Todavía está en el laberinto del luto y por eso es la única que tiene una sonrisa forzada. Igual está angustiada también por el desastre social persistente de Argentina. Los ya citados Lula (demasiada miseria a sus espaldas) y Manmohan Singh, el indio, que viene de un país con la mayor cantidad de hambre y divisas del mundo, parecen los más cachondos, dos simpáticos ositos. También hay otro que tiene cara de maniquí y la sonrisa del muñequito de la tarta en la boda, y lo que más jode, es que se le ve inconsciente del poder que ostenta. Llamadle Berlusconi, el payaso de las reuniones y desead que decida poco, pues huye de él la sensibilidad como el dinero de un manirroto.

La sonrisa en la penumbra de la historia es la del ruso, Dmitry Medvedev. La sonrisa ajena es la de Duräo Barroso, representa a una UE liliputiense, contraria a Maastrich, cuando Delors nos hizo soñar con un sistema que acercaba el ser humano a la justicia. Ahora son contables sonrientes que se angustian de la vida en Bruselas. Sólo hay que ver la risa de ratón de Van Rompuy, que nada preside sino un balance. Hay que cuadrar las cuentas mientras se tiran por la cuneta los gloriosos sueños de un mundo mejor.

Esta es una multitudinaria foto llena de sonrisas. Pero también es muy oscura. Porque detrás de Obama y de todo el G-20 se oyen gritos de hambre y de muerte que nadie escucha. Zapatero quiso estar ahí, y tenía que estar. Pero esa foto con tantos tipos alegres saludando al mundo es un ejemplo de mal linaje. ¡Hagan algo ya de una puta vez! Y no se rían tanto.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: