Artículos

CAPACITALIA

17/10/2010

Imprimir artículo


De cuantas ferias se hacen o puedan hacerse, se han hecho o se harán, ésta que va dirigida al concepto básico de que sean iguales los desiguales, es la única imprescindible que existe. De cuantas ferias nacieron para mejorar la vida, incluida aquella primera de los tulipanes que según Galbrait inauguró los desastres de la economía, ésta, que pretende establecer como activo fundamental el de la solidaridad, es la única que no debiera faltar nunca, pues el día en que alguien piense que se pueda vivir sin que exista un camino para los que el destino o el azar hizo con impedimentos síquicos o físicos, será un día triste. Ese día no podremos decir la palabra humano sin que ello implique una connotación positiva. Al contrario, será una palabra llena de egoísmo y miseria.

Hacer una feria como Capacitalia dignifica a todos. A los políticos (en especial a Nemesio de Lara que persiste en su naturaleza solidaria) que la piensan y promueven, a los trabajadores que día a día ponen la contraprestación de su salario en algo que tiene la altura de las cosas a las que sólo se llega con el corazón, y a todos los que, de una manera o de otra, antes y durante esos días, han puesto su sudor para que tan amplio mural de actividades, contactos, demostraciones, intercambios, y en definitiva protagonismo de quienes estuvieron antaño escondidos en habitaciones traseras, sea un éxito.

Hace unos años, merced a un desgarro muscular inesperado, estuve unos meses en una silla de ruedas. Percibí cómo se observa la vida desde esa posición. Y vi que era una vida complicada. Determinados gestos y necesidades habituales ya no me eran posibles, y desde esa incapacidad, comprendí que a veces el mundo era consciente de ella y otras veces no. Todavía queda gente que no se da cuenta de que hay quien no puede ver, caminar, oír, hablar, y de que la vida, la hermosa vida cotidiana, también está hecha para ellos. El grandioso sol que todos los días nos envuelve también sale para ellos. Y el oxígeno también llena el vacío para ellos. Y el olor de las flores también se expande para todos. Vivir es adaptar la vida, dijo Darwin cuando comprendió la belleza de la evolución. Y desigualdad para los desiguales dijo Aristóteles, queriéndonos decir que lo distinto forma parte, sobre todo, de la riqueza colectiva. La única caridad que entiendo es que la ley no deje a nadie en la cuneta del presupuesto, dijo un día un político grande. Capacitalia es una feria con corazón. Sólo por existir, ya es un éxito indiscutible.



Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: