Artículos

LA FRAGUA

10/07/2010

Imprimir artículo

A pesar de que la obra que vi anoche (El evangelio según San Juan) se basa en cachondearse del Cristo, si a alguien tengo que agradecer que esté ahora escribiendo este artículo sólo puede ser a su intervención divina. Hacía tanto calor en el espectáculo (yo creo que el mismo Vulcano se habría chamuscado en ese sitio) que hubo un momento en que pensé que habría que llamar a los bomberos para que formaran el típico chorro de agua que hacen cuando van a los incendios. Uno me preguntó sobre el nombre de la obra, no tenía el programa, y me pareció de justicia decirle Chicharrina nocturna en Almagro. Me respondió que le parecía muy acertado el título, pues había sudado tanto que hacía un rato se miró a un espejo y en el lugar de la cara tenía una fragua. También me dijo que no le quedaban agujeros en el cinturón. Tengan cuidado los dietistas, que aquí hay seria competencia. Yo me salí a la mitad del espectáculo porque el indicador de la deshidratación ya estaba señalando las reservas. Delante de mí había un tipo gordito que no dejaba de frotarse las manos, pues le decía a su pareja que aquello era más barato y eficaz que un baño turco. Cuando llegó el descanso la gente salió como loca a aspirar el aire de la noche, algunos ya con el sudario puesto y otros con la idea de sentarse en el velador, a observar como salían al final los sufrientes que volvieron a entrar, si por su propio paso o en camilla. Un inconformista preguntó a la organización si habían puesto braseros debajo de las sillas, pues la chicharrina nacía en las posaderas y seguía hasta el sobaco en irradiación itinerante. La gente se abanicaba, pero lo único que hacían era pasarse el calor de unos a otros. Aunque tengo que reconocer que observar cientos de abanicos moviéndose a la vez es un hermoso espectáculo. Como dije antes, yo me salí a la mitad, cuando comencé a oler mi propio guiso. En fin, allá cada uno con su cuerpo. Digo que ande yo fresquito y ríase el brujito.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: