Artículos

MILENIOS

03/01/2010

Imprimir artículo

Apenas me doy cuenta pero ya llevo diez años en este siglo que desde lejos creía tan futurista. Cuando era niño pensaba en el dos mil. Me imaginaba cómo sería yo en ese futuro. Si tendría hijos, cómo sería mi físico, cuál mi trabajo, cuál mi salud y fortuna… En fin, me preguntaba por lo que haría conmigo la vida. Y la línea fronteriza entre el pasado (real) y el futuro (soñado) la ponía en el dos mil. Porque ese año era un símbolo. Nada menos que la misma esencia de lo futuro, incluso en la ciencia ficción. Soñar cuesta tan poco. Orwell vio el futuro en el año 1984, un tiempo de imperio de la mediocridad y dominación de lo individual. Está claro que se adelantó un poco, pero no mucho. Yo lo veía, lo sentía, lo imaginaba, lo soñaba hermoso, lo perseguía en el dos mil. Y un buen día ese año llegó. Con la avidez de mis recuerdos infantiles le miré la cara. Esperaba que algo me indicara la existencia de una nueva época para el mundo, el ensamblaje de la utopía y la necesidad. Pero de lo que me di cuenta es de que aquel futuro se parecía demasiado al pasado. Lo que hubiera de pasarme me pasó cuando quiso el destino, a su tiempo. Lo fui descubriendo poco a poco. El dos mil sólo fue una página más de un libro que se fue escribiendo en el tiempo. Como dijo un poeta, el futuro no existe porque cuando existe ya es pasado. Y el dos mil fue más pasado que futuro porque el mundo siguió siendo igual. Cuántas empresas y eslóganes que tenían dos mil como emblema se quedaron antiguas, de pronto, al sonar las campanas. Y ahora llevamos ya diez años en este siglo del que parecía enamorarse el tiempo para mostrarnos una nueva era. Pero el hilo de la vida sigue constante. Parece que todavía estamos en el final del siglo XX, esperando que comience el famoso XXI, el que va a ser de un mundo nuevo, más solidario, más justo, un mundo mejor. En esto el futuro está pendiente. Idénticos augurios de sombras nos envuelven. Y esperemos que no haya de albergarse la esperanza en el tres mil, que seguro será otro gran año mítico. Quizá sería esperar demasiado.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: