Artículos

LA DULCE DERROTA

30/11/2009

Imprimir artículo

Ayer leímos el prólogo de ese maravilloso libro que el Madrid quiere escribir. Vimos las galopadas de caballería ligera de kaká, el el brío matador de Cristiano, pero los tres puntos se quedaron en Barcelona y la sonrisa cínica y protocolaria de Laporta se clavó como un dardo ardiendo en el corazón de los madridistas. Me ha gustado mucho el Madrid, dijo el tipo con el hiriente regusto de su hipócrita y satisfecha mirada. Ayer vimos el tiralíneas elástico de Xabi, su ansia de presión. ¡Cristiano aprieta! gritaba para evitar que el equipo se partiera en dos y vimos la contundencia rocosa de Lass persiguiendo centrocampistas y también la fuerza infinita, arrolladora, incansable, terrible de Sergio Ramos mojando con su sudor guerrero la cal de las bandas, pero la victoria se quedo en campo enemigo. Y cuando se pierde a uno se le queda una cara extraña, de tonto dijo Casillas al terminar el partido. No me vengan con ilusiones ni zarandajas, que hemos perdido. Sí amigo, te enfocan las cámaras y si te fijas bien estás como alelado, pánfilo, pareces el niño al que le robaron el juguete. Sólo estás deseando ducharte y llegar a casa para ver de nuevo el partido y comprender por qué perdiste. Y tienes que estar mal, porque cuando se es del Madrid, sólo sirve ganar. Si en el Barça se tiene no sé qué cultura, la cantera, el toque, en el Madrid se tiene la cultura de ganar. Cuando se es del Madrid en la derrota se respira un oxígeno que sabe a acíbar. Se te amarga la personalidad. A los jugadores se les hace el viaje interminable y digo yo que después ninguno está a gusto en la discoteca Buddha en toda la semana. Porque has perdido y eso es algo que no casa. Derrota y Madrid es como el agua y el aceite. Como el PP y el PSOE. Como la razón y el fanatismo. Como el mar y el desierto. Como el agua y el fuego... Ayer vimos el esbozo de un equipo que puede ser un sueño. Por un momento, en la primera parte, nos ilusionamos. Y al terminar la batalla un regusto dulce quedaba en el sabor del recuerdo. Pero luego me di cuenta de que perder es perder, y lo demás es cuento. Sólo pensé en las veces que habíamos despreciado la victoria porque no habían sido partidos hermosos. Cualquiera de esas victorias devaluadas la habría deseado contra el Barça. Porque hay que ganar y lo contrario, siempre, hoy, ayer, mañana, pasado mañana, será la derrota. Sí, la derrota, esa que siempre es mala compañera de la alegría y buena de la tristeza, por más que nos empeñemos en ver lo contrario.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: