Artículos

EL HIMNO

17/05/2009

Imprimir artículo

Me sentí mal con el desprecio a nuestro himno en la final de copa entre el Barça y el Atleti. Y bien sabe Dios que jamás he sido patriotero. Pero algo de mi dignidad profunda, algo de mi pertenencia a una tierra que amo, sin despreciar a ninguna otra, se sintió dolido, herido por gente que me duele pueda herir. El caso es que yo, que soy un hombre que viene de la transición y de la izquierda, aunque ahora sea más de la gente que de las ideas, últimamente me siento más español cada día. Y no lo digo por los interminables éxitos de nuestro deporte, ni por la creciente imagen positiva de nuestro país que he observado últimamente cuando viajo al extranjero, que son razones más que suficientes, no, lo digo porque con los años he comprendido que uno tiene que amar lo que es y donde vive para sentirse vivo y amado. Y que uno tiene que amar cada vez más aprendiendo que tiene que odiar cada vez menos. He aprendido a saber que aquellos que odian, lo que no saben, es que están incapacitados para amar siquiera lo que dicen amar. Esa patria vasca o catalana que ha de fundarse en el odio a otra patria nace marcada por el imperio de las sombras. Nace marcada por el desprecio a otros sentimientos que les lleva inevitablemente a no gozar de sus propios sentimientos, si no son estos negativos. Y en su mundo negativo, oscuro, lleno de venganzas y violencia, en su propio odio, no tienen otra opción que consumirse amargados. El odio no alimenta la vida, la carcome. Y además nadie debe despreciar un sentimiento pacífico. Nadie debe despreciar el corazón en vivo de una gente que escucha su himno, como ocurrió con el nuestro en la final de copa. Refleja sobre todo un sentimiento que ennoblece a quien lo siente, y por supuesto, envilece a quien lo silba. Porque hemos llegado, por parte de estos energúmenos, al envilecimiento de la convivencia. Ellos solo son capaces de amar su odio, y creo que nosotros, simplemente, debemos olvidarlos y seguir creciendo con este amor a lo común, a España, por qué no decirlo sin eufemismos, y con todas las palabras que tanto les duele. Porque lo que realmente me parece muy bien es que estos bárbaros sufran viéndonos felices, viéndonos gozar con algo que nos une aunque sólo sea por unas horas.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: