Artículos

LA BATANERA

29/03/2009

Imprimir artículo

Envueltos como estamos en la crisis y siendo domingo me devano los sesos sobre qué escribir, qué decir en este día que sobre todo tiene la profunda esencia del deseo de descansar. Mientras pienso veo un maravilloso atardecer que se sucede más allá de una llanura alineada de olivos y rastrojos. El cielo rojo sabe a sangre mezclada con el viento, la sangre de la batalla más impresionante que existe, la del día con la noche y la de la noche con el día. La batalla de las sombras y la luz. Pero, aunque me he quedado un instante con la pupila roja por el reflejo del horizonte, sigo pensando en el tema sobre el que quiero escribir, y a la vez sobre la serenidad intelectual que ha de tener el asunto, puesto que se leerá en un domingo que no aspira a otra cosa que a tener un sol invencible. Hablemos quizá, me digo, de que a veces la política lo invade todo. Las finanzas, la justicia, la educación, los asuntos exteriores, y por tanto nos vemos de espectadores de una curiosa obra de teatro en la que los actores no dejan de reprenderse por todo. Al final pienso que las trifulcas políticas no descansan los domingos, y que nos falta un largo trecho para eliminar de la batalla algunos temas importantes. Ni las finanzas ni la justicia ni la educación deberían estar sujetas a los manotazos políticos. Eso pienso, y me dispongo a preparar el razonamiento y a disertar, pero rápidamente imagino al lector llegando al kiosko, comprando el periódico, mirando la última página con intención de leer la columna y me siento mal con la mínima posibilidad de que pueda amargarle la mañana. Así que merodeo esos asuntos y me escapo, no quiero hablar de ellos, pero aprovecho que el lector tiene estas letras en sus ojos para decirle que algún domingo se monte en el coche y viaje hacia el sur, y que busque cerca de Fuencaliente el lugar llamado Peña Escrita y luego siga un camino que sube la montaña hasta llegar a La Batanera, que está cerca, y luego se siente en las peñas y mire la cascada y los pequeños lagos y un inmenso bosque que se pierde con el azul y da serenidad, mucha serenidad. Allí hay unas cuevas de pinturas rupestres que nos hablan de nosotros, de los que fuimos, de esa inmensa comunicación que hubo entre los árboles y unos seres que jamás se cansaban de mirarlos.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: