Artículos

ABORTO

08/03/2009

Imprimir artículo

La vida es tan enigmática… La vida es tan compleja, tan ajena –la recibimos sin pedirla- que merece que la toquemos con la delicadeza de más fino bisturí y con el respeto de la más sentida inclinación. La vida tiene un derecho propio, que obviamente desconocemos, y tiene una trascendencia que está reflejada en la propia naturaleza, en el cumplimiento de leyes que los científicos estudian con el microscopio y los teólogos con una mirada que quiere perderse más allá de las nubes. Pero la vida tiene su propia ley y además deja que la pensemos viniendo de algo que está más allá de su propio nacimiento. No hablo de sermones apocalípticos o de cánticos de hechiceros. Hablo de esa profunda ansia de trascendencia que tiene la vida, cambiando siempre para seguir existiendo, mostrando una belleza sin límites para que podamos pensar que existe una bondad primigenia en todo lo hermoso. Hablo de un horizonte que rezuma humedad, sombras y luz y que nos habla de un hacedor creativo. Del cuerpo hermosísimo de tantos animales y de los bosques que crecen en la ceniza de los volcanes. La misma vida nos muestra un libro divino que ya está traducido para todos. La misma vida nos habla de un soplo sin labios, de un dedo que toca y hace brotar, un dedo invisible que nunca duerme. El inicio de la existencia de una célula, cualquier gesto microscópico de algo que quiere vivir, significa la existencia de un milagro cotidiano ante el que deberíamos postrarnos. Significa que la vida cumple su destino, su mandato desconocido, su esencia. Y nosotros, que somos una pieza más –aunque muy sofisticada- del engranaje, a veces queremos convertirnos en dioses. Y por supuesto en ignorantes, porque dentro del estruendoso y bello mar de la vida apenas alcanzamos a ser la sombra de un grano de arena. Y desde nuestra soberbia a veces le faltamos el respeto a la vida. Por eso me gustaría, en el asunto del aborto, que el gesto final de sajar un impulso de vida humana fuera algo que sólo se hace porque es realmente inevitable: malformaciones terribles en el feto. Pero que desde la voluntad o la inconveniencia del embarazo, el aborto fuera ilegal, y que si la madre, por las razones que sean, no puede hacerse cargo del niño, que la sociedad busque al bebé los padres que precisa. Son tantos quienes querrían tenerlo.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: