Artículos

SER

31/05/2008

Imprimir artículo

Cuando era un niño vivía en Castilla La Nueva y ahora vivo en Castilla La-Mancha. Aquella que llamaron nueva era una realidad exclusivamente administrativa. Existía sobre todo en los mapas. Y la tierra se llenaba de un montón de delegados que representaban al Estado y pedían permiso a Madrid para arreglar las cosas. Pero aquella Castilla, a la que dejaron fuera de los planes de desarrollo importantes, tenía más pasado que futuro. Si pusiésemos ambos en una balanza saldría aquel hermoso poema de machado en el que el dominio del ayer se convertía en presente ahogado, servil, lleno de inmensos espacios en los que no habitaba casi nadie. La mejor definición que se ha hecho de la nuestra, en esa era pos-imperial que comenzó en el XVII, es que éramos una tierra de paso. Qué definición más horadante y cruel. Una tierra de paso es aquella que nada ofrece al que se acerca, salvo ser una etapa para algo más importante. Y desde un punto de vista político, desde aquella división del estado de De Burgos y sus reformas, adquirimos el hermoso rango de sucursal. Sucursal de Madrid, espacio que rodea la urbe y la historia ha dejado lleno de ausencias, lleno de aspereza y vacío. Pero todo cambia cuando se estructura el Estado en autonomías. Y ese régimen autonomista, que tanto gusta despreciar a los nostálgicos de la dictadura y a los politólogos de onda y mantel, a nosotros nos ha ido muy bien. No daré datos, porque abrumaría. Aunque me gustaría destacar un argumento: con la autonomía, después de varios siglos, hemos conseguido tener más futuro que pasado. Digo más, ha llegado un futuro que jamás podríamos esperar si no hubiésemos tenido nuestra propia identidad. Ahora ya no somos de paso. Cien mil rumanos que habitan en nuestra provincia lo demuestran. Vinieron, sintieron el latir de nuestro futuro, y se quedaron para tener ellos también su futuro. Ya no somos un lugar por el que se pasa y se olvida. Jugamos con buenas cartas la partida del futuro en el Estado, y sobre todo, miramos a los ojos a los otros, sin complejos, sin serviles humildades, con una autonomía que ya no tiene un gramo menor de esencia que las otras.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: