Artículos

ARISTOCRACIA

06/01/2008

Imprimir artículo

A pesar de que las esencias monárquicas me retrotraen al feudalismo y que considero de una profunda incongruencia que alguien pueda ser Jefe del Estado por vínculos de sangre, deseo al rey, a este buen rey que tenemos, feliz cumpleaños. Si los antiguos reyes, sobre todo los faraones, descendían de los mismísimos dioses y reinaban con el plácet de las tormentas, hoy los reyes modernos han de justificar su cargo con el plácet de la plebe. Aunque no se presenten a las elecciones necesitan que una opinión mayoritaria sostenga su trono, ya que si no esa diosa impía que es la opinión pública mandará su reinado al extranjero. En nuestro país nadie duda de que el rey ganó su jornal en el momento histórico más feroz, cuando el golpe, y que luego supo dirigir con majestad a un estado que hubo de cambiar su estructura nada menos que de una dictadura a una democracia. Sin este rey eso habría sido imposible. Sin la astucia del Borbón seguro que en cualquier momento todo se habría ido al traste y aunque habríamos llegado a una democracia habría sido con un precio muchísimo más sanguinario. Por tanto, como muchos de mi generación, tengo que reconocer que soy juancarlista, pero no monárquico. Por eso el sanedrín de palacio tiene tanto miedo a la sucesión. ¿Sabrá el sucesor encontrar, como su padre, alguna gesta que legitime su reinado en un país que apenas tiene monárquicos? No lo sabemos, aunque es cierto que el padre le dejará el camino muy trillado al príncipe. Pero deberá cuidarse de no caer en las garras de esa aristocracia soberbia que se siente defraudada por un rey que no creó una Corte. Y acertó. Porque las cosas han cambiado. El porte aristócrata sirve ahora para el cachondeo popular, para hacer buenos viandas o para despedir ese tufo a moho que tienen en sus títulos tantos condes y marqueses de la nada. Creo que lo mejor de este rey es que no ha sido aristócrata, sino Jefe del Estado, y por tanto, más representante de un pueblo que de una casta de elegidos. La aristocracia ha muerto. ¡Viva el rey!, gritaremos de momento. Luego ya se verá.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: