Artículos

RUIDERA

30/12/2007

Imprimir artículo

De todos los inmensos proyectos que nos rodean, y que marcarán el futuro, el más importante es el de agua. El asunto es claro como un arroyo que se mece en las piedras: sin agua esto será un desierto. Las vegas, las pocas tierras húmedas que quedan, se llenarán de terrones que subsistirán en el suelo con la muerte puesta como un sayo. Las encinas y los olivos comenzarán a volverse esqueléticos una vez que sus raíces ya no lleguen a las primeras bocanadas de los acuíferos. Quizá puede sonar apocalíptico, pero está claro que si todo sigue como va tendremos que comenzar a dar cursillos sobre el comportamiento de los camellos, por si mañana tenemos que dar paseos a turistas nórdicos para sobrevivir. Estas tierras que han sido capaces de aguantar con humedales un cielo rácano y avaro, se están esquilmando por dentro. Hace poco pasé por las Lagunas de Ruidera. Recorrí en automóvil la carretera escarpada que va recorriendo sus orillas y que muere en una última que está vallada. Antes, por esa carretera, se iban viendo las sucesivas cascadas que las unían. Y en algunos tramos se podía sacar la mano por la ventanilla para rozar el agua con los dedos. Desde las montañas se veía el verde claro del agua apoderarse del verde oscuro de las laderas. Junto con el añil del cielo aparecía un paisaje tan hermoso que ni el pincel de Antonio López podría reflejar con justicia. En algunas orillas los álamos crecían robustos y alegres. Y ahora algunas lagunas ya están casi secas. Al verde claro le ha sucedido el marrón oscuro de los terrones. Las grietas se revuelven al aire suspirando por el agua perdida. Después de siglos de rica existencia ha tenido que ser nuestra época quien las haya masacrado. Da tanta pena verlas agonizando que a uno se le pone un nudo en la garganta y apenas le queda voz para pedir que se cierre el grifo de una vez a los ladrones de agua que nos han llevado a esto. A este paso nuestros nietos no verán las Lagunas de Ruidera, sino la Laguna de Ruidera, porque todo se está quedando en una charca triste que no deja de pedir auxilio.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: