Artículos

ABUELOS

21/04/2007

Imprimir artículo

En mi vieja época éramos de los Beatles o de los Rolling Stones. De los dos era difícil, pues cada grupo representaba una manera distinta de ver el mundo. Claro, también había gente que no era de ninguno, y en su desgracia, imaginábamos, perdían la juventud siguiendo las normas adultas, estaban ajenos al estallido del tiempo en forma de música. Los Beatles representaban una vanguardia mental, una revolución dulce de las formas. Eran el emblema de una juventud que se desataba las ligaduras. Eran una fuerza hermosa y musical que sembraba semillas de libertad en una sociedad acostumbrada a poner en las mentes mordazas y miedos. El hecho de dejarse los cabellos largos implicaba ya una rebeldía profunda. A ellos debemos gran parte de la música moderna. También cierta liberalidad en las costumbres que ha significado la victoria sobre esos profetas agónicos de siempre que odian la alegría. Y luego, después de haber sido tanto, se disolvieron como un matrimonio que ya no se soporta. La maldita droga, como a tantos otros antes y después, los convirtió en seres despectivos, ajenos al mundo, ídolos perdidos en la bruma del olvido. Con el tiempo se han quedado como páginas escritas en el libro del viento. Pero, como decía, también estaban los de los Rolling. Estos eran más gamberros. Creían en la acción directa y en cargarse las costumbres con bolas de fuego. Su pasión era tan fuerte que cientos de años después siguen como aquel conejo de la tele dale que te pego. Veo a Mick Jagger y a Keith Richards como dos mozalbetes dando tumbos por el escenario y me vienen múltiples sentimientos. El primero, que la juventud necesita sus iconos, sus costumbres, su libertad ante todo y descubrir por sí misma las notas de su música. También que muchas veces los años se llevan en la cabeza, y allí pesan más que las arrugas. Alguien dijo que la juventud es un estado de ánimo. Conforme voy cumpliendo años creo que llevaba razón, y ahí están esos abuelos marchosos para demostrarlo. Que sigan dando guerra, por favor.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: