Artículos

MODELOS

17/09/2006

Imprimir artículo

Llama la atención que en un mundo en el que el hambre es una dictadura interminable, tengan que prohibir a las modelos desenvolverse en una extremada delgadez. Medir uno setenta y cinco y pesar menos de cincuenta quilos es como ser un esqueleto andante, una sombra que pasa mecida por el viento, como un junco. Y por supuesto, un mal ejemplo para otras féminas que quieran poner el estómago en desuso para ser estilizadas. Y es que ese modelo del estilismo, de la finura, de la recta, lleva en el fondo la terrible paradoja de que la hambruna puede ser necesaria o deseada. Lo primero es para los parias, obligados a poner el estómago en huelga. Lo segundo para que las esqueléticas modelos no conviertan la belleza en enfermedad. Además, parece que esa moda de que las mujeres sean estiletes o canutillos ya, menos mal, está pasando. No es que volvamos a algo parecido a las “gracias” de Rubens, féminas de pistoleras aguerridas, senos montañosos y cinturas jocosas que allá en la infancia nos llenaban los ojos de placer frente a los libros de historia del arte. Pero, al menos, se evapora esa adoración de los huesos que hacía que viéramos a las modelos como aves zancudas por la pasarela. Algunas adolescentes seguían la costumbre y luego parecían momias que se habían pegado un atracón de anemia y de nada. En la sociedad de la abundancia alguien puso de moda esos cuerpos esqueléticos que sólo son reales en Uganda y demás países dominados por la miseria. Y ese acto de desprecio al estómago es como una especie de hambre cínica; en el fondo, una falta de respeto al hambre real. Y más si se hace en una pasarela en la que un vestido puede costar lo que dar de comer a toda una aldea de Nigeria. Convivimos con la hipocresía, y ya estamos acostumbrados. Entre el sibarita y la modelo zancuda, símbolos al cabo de nuestra era, se gesta un desprecio atroz a los que no pueden responder diariamente a la llamada del estómago. Al menos, en el linaje de las sombras no saben quién es Ferrán Adriá o cualquiera de estas famosas modelos que querrían estar estilizadas como batusis. Eso seguro.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: