Artículos

FURIA

10/09/2006

Imprimir artículo

El otro día vimos en televisión la espeluznante imagen de un etarra amenazando al juez. Fue una demostración insuperable de lo que hace el ser humano cuando se convierte en bestia. Desenfundó múltiples amenazas torticeras, y cuando observé que golpeaba el cristal que le separaba del mundo con saña insistente, recordé que cuanta razón llevaba Ortega al definir a la mula como animal ibérico por excelencia. Le miré un instante a los ojos y me di cuenta de que en ellos sólo brillaba el odio y la furia. Aquel tipo pegando cozes al viento, bramando como un bárbaro, estallando su bestialidad, me recordó que se convertía en representante de esa leyenda negra (blanca en algunos casos) que tanto ha perseguido a este país durante tanto tiempo. Aquel cernícalo etarra, por mucho que dijera que quería la independencia de España, estaba representando a la España salvaje y violenta que temieron y odiaron desde Flandes a las fronteras del Pacífico. Su estridencia, su arrebato contra aquellos que le juzgaban por ser un asesino, marcaba el pensamiento de los que en este país quisieron siempre convencer con la espada y la dinamita. He leído recientemente la excelente biografía que Gibson a escrito sobre Machado (“Ligero de equipaje”, Aguilar) y, aparte de la admiración por el poeta, no he podido dejar de pensar que en nuestra historia se ha librado siempre una batalla entre la barbarie y la convivencia, entre la rudeza y el pensamiento. La primera, manifestándose en diversos bandos, ha usado siempre la virulencia como fuerza y la segunda la razón como arma de conquista. Y así ocurre siempre, que la luz se enfrenta a la oscuridad, que la sensatez se enfrenta a las cavernas y por eso observamos en muchos países árabes como la convivencia se ha convertido en disturbio. Sin embargo, en nuestra tierra las cosas han cambiado. Ya no somos la España que el pobre Machado tuvo la desgracia de padecer. Ahora son minoría los que masacran la sensibilidad con el ímpetu salvaje, y afortunadamente, los observamos en cárceles de cristal jadeando como hienas perdidas en la noche. Que sigan ahí.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: