Artículos

EL REGRESO

12/03/2006

Imprimir artículo

A las películas de Almodóvar se les nota cada vez más el pasado. Se cumple aquella tremenda, y gratificante, sentencia de Rilke en el sentido de que la única patria que existe es la de la infancia. Las demás son volátiles, fingidas, insustanciales. Si al principio, con Pepi, Lucy y el resto de filmes anclados en los vientos de la modernidad, Almodóvar era la vanguardia de la urbe, ahora parece que enciende el retrovisor de la vida para mirar como se refleja su rostro en el pozo del pasado. Allí se encuentra el sol tan brillante del atardecer en Calzada. Están los muros encalados llenos de paja y el sabroso rastro de la merienda trayendo la ternura como a Proust le recordara el olor de la magdalena, en un café de París, el cariño de los brazos maternos. Dice el filósofo que estamos hechos de recuerdos. Y el poeta, con más agudeza, le contesta que estamos hechos de olvidos. El olvido es la materia que nos hace. Hasta que un día, uno no sabe cómo ni por qué, ese olvido se llena de escenas antiguas que vuelven a salir como hormigas de las entrañas. Hace mucho tiempo, en Venezuela, un viejo taxista gallego me enseñó con una oscura mirada lo que es la nostalgia. Y ahora, Almodóvar, con sus imágenes llenas de rastros manchegos, me enseña que uno es más lo que fue de lo que cree o se imagina. Se cruzan desiertos, vergeles, mares y ríos buscando, como Jasón y los Argonautas, el Vellocino de Oro, pero siempre, en algún momento, el ser antiguo que llevamos dentro tira de nosotros hasta las raíces que nos sostienen, hasta nuestra profunda identidad. Esto, para nuestro gozo, a veces hay quien lo convierte en arte. Arte que nace de las sombras para convertirse en luz, como en las películas de Pedro Almodóvar. Porque así como existe La Mancha de Cervantes, Azorín, Cabañero o Pavón, existe la de Almodóvar. Una Mancha que fue secundaria en sus primeras películas, pero que ya aflora como el agua de una fuente interior interminable. Almodóvar era antes más expresivo. Ahora es más bello, más íntimo. Y más genial todavía, si es posible.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: