Artículos

Luces y sombras

08/01/2006

Imprimir artículo

En fin, otra Navidad que se nos va por el sumidero de los días. Es la dictadura de Cronos, el tiempo, el dios más importante para los antiguos griegos, pues de él nacieron Zeus y la pléyade de habitantes del Olimpo. Las navidades son como grafías en el espacio que nos recuerdan que todo avanza inexorable hacia algún lugar desconocido. Se incrustan en el pasar de los años para hacernos sentir, entre las bambalinas de la fiesta, que a pesar de que los segundos duren todos lo mismo unas veces son más ágiles y otras más duraderos. Soy de los que piensa que uno de los efectos de la edad es esa sensación que se tiene de que el tiempo anda más rápido. Las décadas se van volviendo más ágiles, y si en las primeras se sentía el tiempo como metal pesado, en las más avanzadas se vuelve pluma que lleva el viento hasta el infinito. Las navidades son como las agujas del reloj. Sólo que en vez de marcar las horas marcan los años. Y lo hacen, al menos, incendiando la noche con sus luces multicolores y bellísimos escaparates. Las navidades también encienden la alegría. Son como un detonador que hace estallar una sensibilidad escondida en las entrañas. Por eso, durante esos días, uno se siente más amado, presiente que los demás estiman su existencia y desean que la felicidad se instale como una segunda piel sobre su vida. Así como el azahar estalla por los campos al acercarse la primavera, los buenos sentimientos estallan en navidades. En algunos momentos parece posible una especie de concordia perenne, una paz profunda inextinguible. Realmente hermoso. Y todo ello bajo el fuego purificador de las luces navideñas, tan destellantes que parecen un mensaje tranquilizador del vacío. Pero claro, no todo es así, pues hay gentes a los que deprimen las navidades. Quizá es que esa extraña felicidad colectiva orada su soledad. O que recuerdan personas idas, el dolor ajeno, o sólo sienten con más fuerza ese mazo del tiempo que decía más arriba. En fin, ha pasado un año más y aquí estamos, contándolo, que no es poco. Ea.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: