Artículos

La muralla

02/10/2005

Imprimir artículo

Somos una inmensa frontera entre dos mundos. Allí en donde comienza nuestro mar, en el sur, hay como una especie de gran muralla que los separa. Son dos mundos en donde los sentimientos nacen igualmente de corazones humanos pero no tienen los mismos valores. En uno de ellos se respeta la condición humana, hasta cierto punto, y en otro la misma condición es despreciable. Nosotros, obviamente, vivimos en el lado noble de la muralla. El destino, no otra cosa pues nadie elige dónde nacer, nos puso en este lado, el opulento. El lugar en donde el instinto del hambre ha devenido en consumo. En donde la supervivencia se ha trasmutado en necesidad de éxito y en donde los sueños, como si la vida fuese una película de Hollywood, a veces pueden hacerse realidad. Y todo este mundo nuestro está protegido por la muralla. Es una muralla variopinta. A veces es el agitado mar del estrecho, otras una lancha patrullera y las más unas interminables alambradas que separan la escasez de la opulencia. Detrás de la muralla, más allá de nuestros palacios, está el otro mundo, observándonos. Ven la vida de aquí y quieren conquistarla para quitarse el hambre del estómago y las legañas de la tristeza. Ven llegar, como nosotros antes veíamos a los emigrantes de Alemania, a sus paisanos con automóviles grandes y cuatro euros en el bolsillo y sienten que han de venir al paraíso. Ven las ondas de las televisiones europeas y se imaginan que aquí les esperan los Campos Elíseos de sus sueños, un futuro luminoso. Y estudian por tanto la muralla que les separa y se aventuran con riesgo de muerte sintiendo que si fallan al menos podrán comer unos días. Por eso cada vez son más. Y serán más, y muchos más, y más y más hasta que se encuentre una solución. Generar un desarrollo del sector primario y turístico de sus países, por ejemplo, o crear impresionantes programas formativos para que puedan luchar contra el fanatismo religioso. De lo contrario, algún día, como en el Imperio Romano, habrán de derribar la muralla y entraran como una masa desbocada en un supermercado sin nombre.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: