Artículos

La vida sigue

21/08/2005

Imprimir artículo

Siempre he dicho que por más que lo deseemos el mundo no se para en agosto. Las tiendas de siempre cierran, los restaurantes más afamados guardan sus sartenes y hasta el quiosco de la esquina echa sus cancelas. Pero el mundo jamás detiene sus páginas concedidas. Y aunque la faz del descanso se meta por los poros de la vida los telediarios siguen con su más veces amarga que alegre cantinela. Salen los locutores brunos y radiantes, con las últimas huellas del sol todavía calientes en las mejillas, pero sus labios no cesan de contarnos hazañas de los malditos jinetes de las Escrituras. Está claro que la esfinge del Hambre no se va jamás de vacaciones. Es increíble lo que está pasando en la que dicen es la cuna de ser humano, en África, allá tan lejos. Da igual Etiopía que Ruanda, Nigeria que Camerún, el caso es que cada vez hay más hambre y cuando vemos niños esqueléticos, como ha sido ahora en Níger, chupando pechos en los que apenas queda el pellejo, algo se nos revuelve por dentro y sentimos como la maldad nunca descansa. Dante describió el infierno en los sueños de un poeta, pero no está en la imaginación, está aquí, es tan real como los rastrojos que afean nuestras llanuras. El Vaticano dice que el infierno no existe en el más allá, y por supuesto que no, está en el más acá, al lado mismo de las sombras de la alegría. El Papa, que tampoco descansa en agosto, ha tenido el gran acierto de visitar una sinagoga en Alemania y condenar sin paliativos el antisemitismo, que tan fecundo y brioso ha sido en la historia. Pero llama la atención que los ayer expulsados y masacrados hayan sido después los verdugos de otro pueblo, el palestino, que aunque mísero, es tan hijo de Dios como los semitas. Al menos, agradezcamos que en esta faz laboral de agosto un tigre como Sharon haya tenido que sucumbir a la fuerza de la razón para deshabitar los territorios colonizados por la razón de la fuerza. Y así, así, el artículo seguiría como si fuese un telediario, dando noticias de un hecho irreversible, que el mal nunca descansa, que la crueldad es en demasiados lugares un eterno motor de la vida. Ea.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: