Artículos

El placer de las cenizas

25/08/2004

Imprimir artículo


Apenas le queda a agosto un resquicio de vida. Quizá de sol y sombra, esos condimentos que aliñan ahora el sabor de la existencia. Yes, a agosto apenas le quedan unos cuantos días para dejar de ser verano, pues, aunque el verano nominal se acaba a mediados de septiembre el real finaliza el primer día de septiembre, ese mes que sabe a toldos sin sombra, veladores vacíos y nubarrones oscuros. Por eso, quizá, ese inglés que llevo observando varios días toma ya el sol como si se lo fueran a quitar de las manos. Pone su rostro enfrentado a Lorenzo como si el astro gastara sus últimas llamas gratuitas. El inglés tiene el casco capilar más rojo que los labios de Marilyn. El pecho parece la coraza de un cangrejo y sé que varios bañistas han dado ya cuenta de su anunciada incineración a un extraño médico que dormita en el puesto de la Cruz Roja. El susodicho galeno tiene los párpados tan gruesos y abundantes como la puerta de una caja fuerte, y así, cuando mira un manual de primeros auxilios que suele acompañarle parece que duerme. Claro, para unos lo parece y para otros lo que ocurre es que duerme de verdad, como un lirón de playa. Y así, algunos vecinos de hamaca del inglés piensan que cuando comience a arder y parezca uno más de los incendios del verano en el tiempo que tarde el médico en despertarse el inglés se habrá vuelto ceniza.

Ocurre que a todos los ingleses no les gusta hacer de pincho moruno. Pero sí a casi todos. Y Sobre todo a éste que digo, vecino persistente de mi hamaca, cuerpo que fue tan blanco como una vela ordinaria y que ahora, merced a su brillante técnica giratoria, quién diría que tiene una parte de su cuerpo más quemada que otra. Más bien al contrario. Su quemazón es extensiva, perfecta, tan dorada como la de esos pollos que venden en algunos chiringuitos y que gastan el día en girar ensartados frente al calor de unas barras de fuego. Casi como mi inglés. Y digo casi, porque mi inglés, de quien presumo estudios sobre la incineración, gira más lento que el pollo, se entretiene más en las llamas, como si rodara en La Danza de los Cisnes a cámara lenta. Además, al contrario que los pollos, quienes se enfrentan a su infierno con la tez sin expresión, mi inglés sonríe y pone cara de gusto. Por eso, los vecinos samaritanos no solo hemos avisado a los bomberos por si arde, sino que también hemos avisado al siquiatra aun a riesgo de que el Albión sea masoca y le despertemos de su sueño de placer. Porque el tipo se quema y sonríe y sonríe. Pone cara de gusto cuando la piel le hierve como un guiso de tomate. Me ha descubierto algo que yo creía inexistente: el placer de las cenizas. Ea.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: