Artículos

Los otros

07/07/2004

Imprimir artículo


Así como en la película Los otros los finados piensan que todavía están vivos, igual lo que les ocurre a los ex presidentes del gobierno es que se creen que siguen estando en el cargo. Ya le pasó a González en tiempos. Cuando perdió y se quedó como líder de la oposición creía que seguía siendo el presidente. Por eso trataba a Aznar como si fuese el líder de la oposición. Y la verdad es que Aznar lo creyó durante cierto tiempo. Al principio parecía que en la Moncloa las cosas seguían teniendo el nombre de González. Tuvo que quitar Aznar la bodeguilla porque por las noches oía el eco de las carcajadas de García Márquez. Y si iba por los pasillos sentía que la sombra de José Luis Coll le amenazaba con un taco de billar. En tanto, el perdedor González, que estaba en busca de pisito, en su fondo pensaba que seguía siendo el presidente del gobierno. Por eso, cuando los serviles de ocasión le gritaban presidente, él no creía que era sólo un grito de guerra, sino que era la voz del oráculo.

Bueno, pues ahora, esa confusión de estratos le está sucediendo a Aznar. Sí uno mira su última fotografía ha de observar que tiene algo extraño en la mirada. Parece perdida, como si estuviera observando lejanas montañas nevadas. Pero no es así. Esa profundidad en los ojos negros quiere decir que él sabe que sigue siendo el presidente, aunque los demás todavía no nos hemos enterado. Alguna profunda sabiduría asoma sin permiso mostrando un breve desliz del secreto.

Y es que la fuerza del recuerdo del poder es tal que es más poderosa que la propia naturaleza. Esa inercia siempre se resiste a morir. Y vale tanto en lo singular como en lo cotidiano. Ahora recuerdo a un amigo que fue presidente de su comunidad de vecinos. Sólo estuvo un año, pero quince años después, al morir, se descubrió diciendo que una de las cosas por la que más sentía irse de este mundo era por dejar la presidencia de su comunidad. En fin, el poder tiene estas cosas tan raras.

Y así, como decía, ahora resulta que Aznar se ha gonzalizado. Claro, no digo que se haya vuelto felipista, porque eso sería lanzar una terrible herejía. En todo caso, a lo más, que se ha felipizado. Y por eso envía, como su antecesor, extraños acertijos dirigidos a la grey partidaria. Quiere remover las conciencias. También eleva, como Merlín, su vara iluminada para mostrar la senda, para guiar al rebaño hacia los verdes campos del pasado.

Pues anda, ahora resulta que era verdad el malvado aforismo que dice que la política hace extraños compañeros de cama. En este caso, con Aznar y González, de ataúd. Ea.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: