Artículos

La boda interminable

26/05/2004

Imprimir artículo

Nuestros amados príncipes se han casado pero la boda sigue. Nuestra monarquía casó al sucesor, echó en la tierra las semillas de un bosque futuro, pero también echó en el viento las aspas de una boda que continua y continuará existiendo más allá de los contrayentes. Yo he visto bodas largas, pero como ésta ninguna. El asunto me recuerda a ese conejito de las pilas que toca el tambor en un desfile que no tiene final mientras el locutor dice parsimoniosamente: “Y sigue, y sigue, y sigue…” Vamos, como la boda. Pues ya se han ido los condeses, los marqueses, los baroneses (los de fuera claro, que los de aquí los tendremos para siempre, como a Íñigo), pero la boda sigue, tal si fuese la llama olímpica o el padre de Julio Iglesias. Además, creo que algún tertuliano de esos que tienen cara de palurdos y voz de pitiminí, ha dicho que a partir de ahora sólo hablará de la boda. Los tertulianos y la boda han dicho que vivirán juntos hasta que la muerte los separe.

Porque así como hay licenciados en Medicina o en Arquitectura, en este país nos han llovido licenciados en la boda. Verdaderos expertos, periodistas que saben más que los propios príncipes sobre qué sienten por dentro o que se han pegado tal chute de Almudena que ya no se quitan la boda de encima ni aunque se vayan a Suiza a limpiarse las neuronas. Sí, aunque renaciera el furor de los combates en Perejil, o Bono apareciera con una cabra y una trompeta amenizando las plazas, o Busch leyera libros, o Reyes aprendiera inglés, o Carmen Calvo hablara en tantra, en susurros, ellos seguirían dándole a la boda. Hay gentes que parece que nacieron para la boda. Y también parece que la boda nació para ellos, para que ciertos periodistas encuentren el rumbo de su vida. Para que luego digan que el matrimonio está en crisis.

Pues he aquí que esta boda es más que una boda, como el Barça. Si no, que me digan cuál comienza antes de nacer y no termina cuando se acaba. He aquí un enigma filosófico, metafísico, ansiolítico. Porque se ha hablado de todo sobre ella, hasta de la colección de cortaúñas del príncipe, pero nadie ha reparado en cómo nos ha modificado los conceptos del tiempo. Hasta entonces, el tiempo era un dios y el mundo su juguete. Serviebant tempori (se sometían al tiempo), como decía Tácito. Después ha sido el propio tiempo el que se ha sometido, pues si normalmente una boda dura varias horas esta va a durar toda una vida. Sí, aunque las nubes representaron la venganza de Cronos, la boda venció al tiempo y seguirá existiendo. Al menos hasta que los republicanos dejen de ser monárquicos o el rey se vuelva republicano. En fin, qué más da, que vivan felices. Ea.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: