Artículos

Del rojo al amarillo

28/08/2002

Imprimir artículo


Me llamó la atención que en el pleno sobre la ilegalización de Batasuna algunos se refirieran a la Guerra Civil y al franquismo. Hace exactamente 52 años que finalizó la Guerra Civil, y 27 años que el franquismo ya es historia. Que vivieran la primera sólo quedan gentes ancianas. Que sufriéramos el franquismo quedamos aún varias generaciones. Pero es tan cierto que la vida ha corrido a tanta velocidad en estos lustros, que siendo sinceros, parece que pasó hace más tiempo. Yo viví la guerra en los labios de mi padre, y al margen del bando en que el destino le puso, siempre observé amplia angustia en su mirada al recordar tanta sangre innecesaria. Contra el franquismo luché en mis años mozos, y en consecuencia, me hice contra Franco demócrata antes que cualquier otro apelativo, ya sea progresista o conservador. Soy lo primero, pero ya digo, después de demócrata y humanista.

En todo caso, me pasa como a la mayoría de la gente: creo que aquello ya sólo existe en los libros de historia. En la vida normal son hechos tan superados, que ni siquiera existen en las conversaciones cotidianas. Afortunadamente se ha pasado página y ya no decimos que estamos en una segunda o tercera transición, sino en una democracia consolidada. Por eso me llamó la atención que los representantes de Izquierda Unida, PNV y Ezquerra Republicana regresaran, con estas referencias, al típico discurso de la década de los setenta u ochenta. Entonces tenía sentido, porque lo básico en nuestra sociedad era superar las cadenas profundas de una dictadura reciente.

Sin embargo, hace ya como ocho o nueve años que los políticos mayoritarios apenas remueven ese fango. Quizá porque quieren conectar con una sociedad que bebió a conciencia las aguas del río Leteo y olvidó lo que apenas tiene sentido recordar. Pero ya digo, quedan gentes como Arzalluz, Anasagasti o Llamazares que siguen removiendo la momia de un viejo dictador a quien casi nadie visita en su valle. A los dos primeros los entiendo, pues parte de la sociedad vasca aún no ha aceptado la transición y sigue anclada en las viejas trincheras. Pero lo de Llamazares es distinto. Es ante todo trasnochado. Después de tantas refundaciones, adaptaciones y cambios para asomarse a una sociedad joven y moderna, sigue el hombre con el mismo discurso de la vieja izquierda, cuando esta ha demostrado que casi nadie la sigue precisamente por vieja. Cada época histórica tiene fotografías que el tiempo va volviendo amarillas. Así pasa también con las ideas, cuando son fotografías: que se vuelven mohosas.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: