Artículos

El navegante solitario

25/02/2004

Imprimir artículo



Llueve agua del cielo como palabras de político en campaña. Dicen que se va africanizando nuestro clima, pero cuando los cielos se ponen furibundos esto parece el norte y los ríos se vierten por las tierras secas y se anegan las cocheras y los sótanos y las carreteras se ponen peligrosas. Cuando el cielo pierde la educación no nos da agua para beber o para embellecer los jardines o hacer las tierras fértiles. No, nos da un agua que mañana desearemos. Lanza su verbo líquido sin medida como los políticos parlanchines lanzan sus palabras en la campaña electoral. La campaña es el último instante que le queda al político sin futuro para llamar la atención. Es el momento preciso de cosechar las heridas necesarias o entrar en las trifulcas más duras, las que puedan conseguirle alguna medalla en combate. Por eso muchos políticos casi amortizados suelen volverse muy charlatanes en las campañas. Y a los primeros que molestan, muchas veces, es a sus propios compañeros.

Sí, porque normalmente los cabezas de huevo gustan de tener todo controlado: quien va de sensato, quien da caña, cuales son los mensajes básicos, como hay que modular la intensidad de los cañonazos al enemigo, y sobre todo, qué es lo que tiene que salir en la cabecera de los telediarios. Y ahí suele ocurrir que algún filibustero o francotirador hace la guerra por su cuenta y con cuatro frases desmedidas que los periódicos lanzan al viento, el lenguaraz trastoca todos los planes. Es él quien inaugura los telediarios. Luego le toca al líder salirse del patrón y tener que desmentir o puntualizar las ocurrencias, chorradas o frases agresivas del navegante.

Así ha pasado con Trillo. Aunque no es el único. En todos los partidos cuecen bocazas. El que esté libre de charlatanes que tire la primera frase. Pero como Trillo ha dado los síntomas más preclaros de charlatanería, pues ha sido quien se ha llevado los más ostentosos tirones de oreja, o de lengua, que igual hubiera deseado tenerla cortada. Y además, Trillo tiene determinados síntomas específicos que dan cierto valor añadido a su lengua desbocada. No sólo es lenguaraz, también es algo grotesco. Parece un personaje del Capitán Trueno. Seguro que habría deseado ser hermano de ese calvo repugnante que sale en el programa de Sardá, el tal Matamoros. Así, en vez de Trillo, se llamaría Federico Matamoros y podría sacar pecho por el apellido. Pero se llama Trillo y además es poeta castrense. Lo demostró el día de la Conquista del Perejil con aquel “al alba y con viento de levante…” que dijo poniendo el rostro de quien había ganado la batalla de Lepanto. El cachondeo fue general, por decirlo con palabras castrenses.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: