Artículos

Pujol, en el fondo

21/09/1994

Imprimir artículo


Cuando cantan los gallos y se retiran los taxistas de guardia nocturna al calor del hogar, el clarissime domine politice de la piel de toro minoritaria se sienta en su despacho de la Plaza de San Jaume, meditando la cuenta de resultados de sus últimos efluvios localistas. El nacionalismo, dijo algún autor, es una enfermedad que se cura leyendo y viajando. Craso error, porque Pujol viaja más que el baúl de la Piquer y se supone que lee, aunque solo sea a los luminosos clásicos de la poesía catalana y el Avui que trae noticias del mundo y, sin embargo, cada día es más esclavo del terruño. En sus periplos misioneros ha llegado hasta China y seguro que se enamoró de los gatos marrones que cazan lo que se pone por delante; y de Confucio, que es el Sócrates chino, aunque a Pujol no le interese la transmutabilidad de las almas, no sea que en la próxima vida no le hagan catalán. Es duro que la historia unza a un mortal con planes divinos; que a algunos de estos frágiles seres -no somos otra cosa en el tiempo- que habitamos el planeta, los dioses den un destino que solo a ellos quepa realizar.

Nos han vendido el universalismo. Tanto Macluhan, tanto Bretton Wood, tanto ensanchar la salita de estar con las escenas de tierras inconcebibles que nos enamoramos del universo en una tarde de verano en que el limonero lánguido suspendía una pálida rama polvorienta. Nos hemos creído ese canto de la comunión mientras otros se apegaban al terruño y comprimían el intelecto en las cuatro paredes de su casa y encima parece que tenían más claro el tema ideológico que tanto socialdemócrata desorientado debatiendo de qué color serán las cortinas que esconderán la verdad en ese milenio que se acerca. Pujol es el único que ha resuelto las tres grandes cuestiones que afectan al hombre y que han hecho descerebrarse a metafísicos y científicos: sabe quién es, de donde viene y adónde va. La resolución es fácil, solo es cuestión de no ser excesivamente pretencioso en lo etéreo y pasar los análisis por el tamiz del bolsillo. La empanada mental es un efecto de la inconcreción en lo material, y lo inconcreto no genera beneficio, y sin beneficio tangible nada merece la pena.

Ahora Pujol, como siempre, está en época de cruzada y nadie pretenda desconvencer al respetable que él y su tierra no son la misma esencia. Hace días quiso hacer piruetas en los hombros de un manchego cordobés que se llama Antonio. Pujolonia contra Gala; el Imán lanza, palabra de dios, la consigna: rejonazos de chusma -ya se sabe que es antiviolento- contra ese hereje dulce que es Gala en casi todo menos en decir el amor -lo de hereje, claro-. La síntesis de aquella refriega la hizo Boadella: "éste hombre se mete en todo. Cualquier día en una discusión nocturna de matrimonio aparece el Pujol debajo de la cama a decir que no permite insultos a Cataluña".

Su epístola es ahora los presupuestos, y ahí es el terreno en el que verdaderamente se mueve con armonía. Castigo de dios que éste sea imprescindible. Pase lo de rebajar el déficit, reducir los costes sociales de las empresas, la competitividad, nuevos impuestos, el chollo de la abundancia que se acaba. Es carnaza. Esto ya lo han dicho, hace años, incluso en los congresos del PSOE. Solchaga se canso de vociferarlo e incluso, ya Boyer, el Romeo del socialismo, que toda epopeya necesita una historia de amor, a largo plazo lo apuntaba. Lo que realmente le importa al Domine de la Costa Brava son los duros del Fondo de Cohesión europeo, ése que tanto hubo de bregar Felipe en Maastricht soportando alguna que otra calificación de pedigueño, limosnero, paria de la Unión. Ahí Aznar ató rabos con longaniza, o resbalaron los asesores que matinalmente los lunes diseñan el asalto al Palacio de la Moncloa.

Si el Gobierno quiere una aprobación de los presupuestos, que dé Fondo; lo demás es discutible, porque el Dómine es ante todo monetarista, pero no al estilo de Rojo y los economistas de Solbes, que son monetaristas Keynesianos, sino al estilo del Lazarillo que hacía agujericos sotiles en la base de los jarros para beberse el vino. Y eso es lo que quiere hacer Pujol con el Fondo de Cohesión, un agujero negro que absorba todos los recursos financieros posibles. La cohesión ha sido el arma con la que se ha estado apuntando, desde que se inventó esto del supermercado europeo, a los pobres, pero jamás disparó sus bonanzas hasta que en Maastrich se aumentaron las pelas y se creó un nuevo Fondo para que no haya tanto desequilibrio regional.

Y ahora Pujol, que huele a billetes, se apunta a los pobres. Total, puede caer un cuarto de billoncejo, con “b” de bolsa, hasta que el siglo se consuma. Cataluña, afortunadamente para ellos, no es objetivo básico de la cohesión comunitaria. Así que a Pujol alguien le debería decir que ha puesto los ojos en novia que ya tiene galantes más enamorados. "Sapere aude", atrévete a ser sabio, decían los viejos ilustrados. "Atrévete a ser Pujol", es el lema de hoy, sólo es cuestión de no perderse en meandros y vencejos imposibles y sopesar la razón por su peso en cobre. En determinados momentos lo demás es fanfarria.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: