Artículos

Septiembre

21/08/1994

Imprimir artículo


Cuando llegue septiembre nos apresará la vida de nuevo. Seremos reos de la cotidianiedad. Otra vez frente a la pared para ser asaltados por la vida. Volveremos a coger las armas de vencer el día mientras se irá escribiendo la historia con la eterna tinta que destilan manos invisibles, ojos que lo ven todo, cerebros lejanos que diseñan el espacio en nuestro rostro. Y allí estará Solbes, diciéndonos, incrédulos nosotros, que este año solo habrá cien mil parados más, que el PIB ha comenzado a despegar: el rompecabezas comienza a recomponer sus cubos desperdigados; sin embargo, hombres hastiados de mirar el logotipo del INEM le mirarán escépticos, sin ilusión, pensando en qué dificil es engullir, sobre el mantel, las curvas del crecimiento.

Roldán continuará disfrutando sus largas vacaciones y seguiremos sin comprender que nadie le vea ni le viera. El cielo estará gris, el aire enlutecido y Chavez, Bono, Pujol, Ardanza..., volverán a sus palacios, a sus cortijos de invierno para descansar de esa incomidad que es ser ciudadano a secas, peón del tablero, individuo maltrecho por el municipal y el funcionario, por el tráfico y los fontaneros y los majestuosos y cabreados conductores del autobús. Otra vez los agasajos de alta alcurnia, aunque a veces veremos sus rostros abatidos por tan ingratas responsabilidades, no vayamos a pensar que el lujo es agradable y, escépticos, dejemos de comprender tanto sacrificio.

Cuando llegue septiembre olvidaremos que aún crecen los geranios, que los árboles esteparios siguen quietos en la llanura, que más allá del asfalto los ríos que han sobrevivido mantienen su cortina de juncos, que vuelan los viejos gorriones sobre las macetas del cielo. Desaparecerá irremediablemente este interludio necesario que nos ha apresado en su calor y en su olvido, y veremos, en la pantalla multicolor del telediario, nuevamente el rostro bucólico y ajeno de la ministra pelirroja: expectadores frente a una inmensa pasarela en que nos muestran los ultimisimos tonos de un maquillaje atrevido. Sabremos nuevas fechorías de Rubio, y otras de aquellos que, anónimos ahora, tiemblan al sospecharse protagonistas de nuevos culebrones que vendrán con el otoño.

Aznar volverá a decir: "Váyase Vd. señor Gonzalez", y éste, con su bastón de cuponero, le responderá con esa inexpresividad que acuna ultimamente: "Hable Vd. con Pujol, señor Aznar". Volveremos a ver las ojeras de Belloc viviendo su tiempo político, una en cada ministerio, y Narcis Serra, seguramente, inaugurará el primer telediario mudo mientras nos sirven las más horrendas imágenes de la especie o alguna crueldad en directo, todo sea por la audiencia.

Cuando llegue septiembre recobraremos los usos y objetos de siempre, volverá el maldito despertador a interrumpir el calor de las sábanas, encenderemos la molesta luz de la mesita y los tertulianos titulares nos amargarán el primer café con sus pesquisas sobre estos gobernantes marchitos que nos mandan. Allí estará la voz de Rubalcaba desmintiendo la evidencia, los ojos trasnochados de Guerra esperando su momento y todo se envolverá en ese mismo olor de siempre, los baldones del presente al acecho, el alba acariciando nuestros ojos que no quieren abrirse totalmente.

El olor salino y el sabor a paella en el gaznate, ese rostro bruno que resalta el esmalte de los dientes, se irán aceleradamente, nos abordará la misma palidez neón de los días del invierno. Cuando llegue septiembre nos volveremos a instalar en la desconfianza cotidiana. El mar y el olvido estarán lejos. Retomaremos el rostro incrédulo de los instantes frente al televisor-púlpito, desde el que nos contarán los mismos cuentos, los mismos rostros, los mismos mensajes.



Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: