Artículos

UNA NOCHE DE PRIMAVERA

02/06/2017

Imprimir artículo

LAS CUATRO ESQUINAS

UNA NOCHE DE PRIMAVERA

Viajo por el corazón de mi mente hacia el año 66. Hay una noche de primavera en un pueblo minero. Hace calor. Los árboles estrenan su verde más bello. Al atardecer no hay nadie por las calles. El viento se da un paseo por los balcones preguntándose el motivo. Los bares están llenos. Dentro montones de mineros, algunos con los rostros sucios de carbón, miran un extraño artilugio donde cabe la vida en blanco y negro. El Madrid juega la final de la Copa de Europa contra el Partizán de Belgrado. Gento, Amancio, Zoco, Sanchís, Velázquez, Grosso... 11 jugadores españoles.
El tiempo se agarra al presente como si estuviera recién nacido. El árbitro dicta el final. Las calles se llenan de gente tirando petardos. Nadie quiere echar las persianas a la noche. Nos permiten trasnochar a los niños y vamos de bar en bar robando las tapas, felices como nunca. Aquella noche la gloria sembró una semilla en la tierra de un sueño. Desde entonces cada vez que juega una final el Madrid me acuerdo de aquel día. El sábado volveré al mismo bar. Esta vez no estará mi padre a mi lado ni podré robar las tapas suculentas. Pero despertaré al niño que duerme dentro de mí.


EL RÍO DE LA GLORIA

El Madrid navega por un río que lleva a la gloria, que es la inmensidad del océano donde cabe la máxima belleza. La Champions es como el océano, anhelada por todos, impregnada de un espíritu que nada iguala, riega el mundo. Allí acaba todo y allí empieza todo. Es lo que todos sueñan y quieren ver (menos Piqué). El mundo está en sus orillas. Hacia allí viaja el Madrid pero el cauce de ese río está lleno de cascadas, rápidos, remolinos, peligros escondidos detrás de la selva.
Hasta ahora ha bajado esas aguas turbulentas con los valores del rafting. Remar como equipo. La valentía y la fe en sí mismo como seña de identidad. El talento para sortear las piedras del cauce... Ya se encuentra ante la parte más dura del río. Si la pasa, verá al fin el mar.
La Juventus es como las cataratas de Iguazú. Un abismo enfrente. La fuerza del agua arrastrando la naturaleza. El peor peligro posible. Será un partido durísimo. Un rafting en el que será fácil voltear y ser engullido por las aguas. Pero digo lo que hace poco me comentó un gran madridista. No te preocupes, no tenemos más remedio que ganar.


LAS CARAS DE LUIS ENRIQUE

Decía el tío Oscar que en la Edad Media tenían al potro de tortura y ahora está la prensa. Algunos hay que se manejan bien ante el potro de tortura. Por ejemplo Zidane desarmando a los verdugos con su magia y su sonrisa, o Simeone con su fábrica de frases que parecen salidas de Gladiator. Otros, como Luis Enrique, enseñan la úlcera por los labios en cuanto ven a un periodista, o los colmillos, la desgana, el porte borde, la risa maquiavélica, la sonrisa bobalicona fingida, la carcajada borde, la mirada obtusa, la retadora, la fría, la caliente, la humorística, la ácida cuando no esa cariñosa que es previa a la función de un desplante, el porte altivo que desecha, el monosílabo cortante. El repertorio de escena de Luis Enrique es seguro de los más ricos de Europa. Nadie ha llegado a tal cumbre de actuación sobre las tablas. Repaso en Youtube sus intervenciones y no queda más remedio que pensar que le vamos a echar de menos. Porque nadie podrá decir que Luis Enrique no sea, al cabo, un tío simpático.


MUGURUZA Y EL SUFRIMIENTO

Espigada y elegante, pero con la solidez de la fuerza en cada gesto. Ojos rasgados, bellos y simpáticos. Desde el principio una promesa que cualquier entendido en tenis veía llegar. Ahora regresa a su primer templo de victoria y ya ha despertado el anhelo de volver a repetir aquellos partidos con los que se coronó campeona. Seguro que cuando luchaba contra Anett Kontaveit y se veía abajo en el marcador descubrió la luz del sufrimiento, el camino interior que desde la hostilidad exterior fortalece los músculos y la mente.
Incansable en la Chatrier desplegó todo su fondo, su fuerza, su rapidez, su corazón, talento y técnica para encontrar esa jugadora destinada a los grandes logros. Los partidos difíciles, largos, llenos de luces y sombras, forjan al campeón persistente, consiguen que la voz del entrenamiento salga en la batalla, que los músculos aprendan que la facilidad es siempre una razón para no ser mejor. Mientras Nadal regresa para ser Nadal, Muguruza forja su futuro olvidando los malos días del tercer set, porque ya sabe que el gran campeón nunca puede bajar los brazos.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: