Artículos

Inmovilismo

03/09/2003

Imprimir artículo


De los muchos axiomas que tiene la política profesional, uno de los más importantes lo ha dicho Rajoy, dando además una lección de pericia en el oficio: “hay muchas maneras de moverse y una de ellas es estarse quieto”. Rajoy es un gallego, y yo no sé por qué los gallegos suelen saber mucho de política. Son expertos en ganar congresos y en mantenerse en la silla como obispos saludables. Guerra, el viejo líder que transportan a los mitines para calentar el ambiente, dijo lo mismo en su reinado de manera más áspera, inquisitorial y burda, pero igualmente aguda: “el que se mueva no sale en la foto”. En fin, que como vemos, en política es más importante pararse que andar. Más hacer de estatua sonriente que danzar por los grupúsculos vivaces ofreciendo encantos y palmadas, a veces hasta ideas y proyectos. Porque los buenos militantes suelen ser amigos de sentarse en una silla, atarse a ella con férreas ligaduras de silencio y a esperar a que el mando ordene nuevo destino y salario.

Ya se sabe, el que se mueva no sale en la foto. La mejor manera de moverse hacia el objetivo es la quietud, el silencio, la ausencia de pugna por limpia que esta sea. Porque, claro, cuando en términos partidarios se habla del movimiento el asunto no sólo es geometría, también es gramática. Se trata de un estatismo físico y lingüístico. Porque lo que menos se ha de mover es la lengua, por supuesto. O en todo caso, sólo se podrá mover el cuello en posición ascendente y descendente. Pero nunca la lengua. Porque en política no pasa como en fútbol, que se desmadra un Makelele, larga sus verdades, que si vale más que éste o el otro, que si merece más que aquel, y al final gana la partida, consigue su objetivo. Eso en política nunca. Desgraciadamente.

Porque lo ideal habría sido que todos los candidatos a suceder a Aznar se hubiesen movido muchísimo. Que hubieran hablado por los cuatro codos, convenciendo aquí y allá, y que al final el más activo se elevara en el podio como el más rápido y fuerte de la carrera. Igual habría sido hasta democrático que hubiesen pugnado ante un amplísimo sanedrín de militantes, ciudadanos, espectadores, intelectuales, periodistas, ante la realidad, ante el país; y que la sonrisa y el laurel del ganador se mojara con el sudor del caballo ganador.

Pero no. Los candidatos han pugnado sólo para Aznar. Y al parecer ha ganado el más silencioso. Lo mismo pasó con González y Almunia. Cuando se diga en un partido que el que no se mueva se quede en casa, la democracia habrá ganado.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: