Artículos

PALABRA DE TWITTER

05/11/2016

Imprimir artículo

A veces me llega algún mensaje de Twitter y el móvil me avisa con un leve parpadeo en su pantalla oscura. Lo abro y veo las palabras comprimidas en 140 caracteres. Buen formato para una genialidad instantánea, una frase de Wilde por ejemplo, pero pésimo para poder desarrollar algo con un mínimo de profundidad. En tan poco espacio no hay lugar para las oraciones subordinadas. Todo ha de decirse en una oración principal. En consecuencia es ésta una red muy proclive a la superficialidad. Se trata de decir muchas cosas en poco espacio y a mucha gente. Los famosos, por supuesto, la usan como una especie de portavocía para decir a sus seguidores algo concreto. Así se enteran, por ejemplo, de que Sergio Ramos se está recuperando bien de su lesión, o los de Justin Bieber que aburrido una tarde salió a su balcón para ver el mar y dijo que era muy bonito. El sistema no da para más. La belleza se comprime en dos o tres palabras muy usadas que no dicen nada. Porque en Twitter se trata un poco de eso, de no decir nada que tenga un poco de sustancia, ya que la sustancia es muy difícil comprimirla en esos caracteres. Y la palabra sin sustancia es algo tan pobre que se pregunta uno para qué es entonces el mayor descubrimiento humano de la historia.

Cierto que Gracián dijo que lo bueno si breve dos veces bueno, y que esta es máxima de gran agudeza. Pero el asunto es que Twitter no es breve, es lo que va antes, escueto más bien diría, y es difícil que lo bueno quepa en lo escueto. Y si lo es necesita cierta exclusividad para resaltar. Y eso sí que ya es difícil en esa red, porque es una cascada interminable de frases por minuto, imperando la abundancia, como siempre ejemplo de baja calidad. Y no niego que haya esfuerzos de twitheros por escribir algo digno una y otra vez en esos caracteres, pero el resultado es más bien pobre. Como se dice en el Quijote nunca lo bueno fue mucho. Es decir, Twither es un mural de superficialidad expansiva y pienso que un consumo abusivo puede dejar la mente seca como una nuez.

Además de la superficialidad hay algo también en Twitter que me llama la atención. La cantidad de agresividad que expande. Gente que aprovecha cualquier cosa, o algún error, para alardear de estúpida saña, vano conocimiento, ciega lucidez, cuando no insultos a mansalva. Me equivoqué una vez en un artículo sobre el nombre de un río y una legión de twitteros salió a intentar pisar de múltiples maneras mi dignidad. Si a uno se le ocurría una tontería seguían por ella múltiples atrevidos sin ingenio intentando machacarme. Más que fastidio sentí pena. La verdad es que así como en Facebook me divierto, por Twither apenas asomo. Demasiada paja y poco grano. Demasiado escaparate y poca mercancía.

Últimas publicaciones

EL SUEÑO DE LA VIDA

EL SUEÑO DE LA VIDA

PERSISTENCIA. En cualquier rincón de cualquier lugar del tiempola oscuridad busca mi nombre,y tiene un juego de recuerdos que busca mi nombre,los días se pierden por los pasillos renacidos como olaso poemas subidos al lomo de los pájaros,las adelfas y ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 878-84-9002-055-5

EL SUEÑO DEL AMOR

EL SUEÑO DEL AMOR

V. Cuando me abrazas todo es sereno en mi cabeza doliday la angustia se cae de la almohadaal recipiente donde hierve la luz de la ropa sucia,. cuando me abrazas se pierden los voraces pensamientosy siento que estoy tan dentro de ti amor que te consumo...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 789-84-9002-035-7

EL SUEÑO DE LA MUERTE

EL SUEÑO DE LA MUERTE

FINAL. Si me pides el corazón, te lo daré entero. Si me pides los recuerdos los escribiré y los pondré encima de una bandeja con su silencio cortado, para entregártelos y que luego puedas hacer con ellos los que quieras, imaginarlos dentro de ti por ...

[Ediciones Hiperión, S.L.]
ISBN: 978-84-9002-011-1

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

DIOSES DE FUEGO Y AIRE

Dioses de fuego y aire es un libro para los que aman el fútbol, y también para los que aman la literatura. Un libro para gozar de historias, sensaciones, pasiones y nostalgias que, transformadas en palabras, nos demuestran el enorme valor social del f...

[Editorial Eneida]
ISBN: 978-84--15458-23-4

Si desea recibir información de esta página: